Publicado 11/03/2020 11:04:21 +01:00CET

Papa Francisco.- El Papa celebra una audiencia general en una sala del Palacio Apostólico sólo rodeado de los traductores

Coronavirus.- El Papa celebra una audiencia general en una sala del Palacio Apos
Coronavirus.- El Papa celebra una audiencia general en una sala del Palacio Apos - Alessia Giuliani

ROMA, 11 Mar. (EUROPA PRESS -

El Papa ha presidido la audiencia general de este miércoles blindado en una sala del Palacio Apostólico, rodeado exclusivamente por los sacerdotes que traducen a distintas lenguas la catequesis. Todos ellos han respetado entre sí la distancia de un metro de distancia decretada por el Gobierno de Italia ante la emergencia del coronavirus.

La catequesis ha sido retransmitida en streaming por Internet pero no ha sido difundida a través de las pantallas de la plaza de San Pedro que permanece completamente cerrada a turistas y fieles.

Esta mañana, el Papa ha rezado por los presos ante la emergencia del coronavirus en Italia, donde las autoridades han delimitado una zona roja de todo el territorio y han dispuesto el confinamiento en sus casas de sus 60 millones de habitantes hay 8.514 contagiados, 1.094 personas curadas y 631 fallecidos.

"Hoy en modo especial quisiera rezar por los presos, por nuestros hermanos y hermanas que están presos en las cárceles en este momento difícil", ha señalado el Santo Padre.

Francisco ha hecho estas declaraciones durante la misa que ha celebrado esta mañana de forma privada en la capilla de su residencia Casa Santa Marta y que ha sido retransmitida en directo ya que ningún fiel puede asistir para evitar el avance del contagio del coronavirus.

A principios de esta semana los centros penitenciarios de Módena, Frosinone, Nápoles y Foggia registraron violentos motines en los que murieron varios presos. Según informaron los medios de comunicación italianos, los presos exigían medidas para protegerles del brote del coronavirus al mismo tiempo que protestaban contra la suspensión de las visitas de los familiares, una decisión adoptada precisamente para tratar de evitar que la enfermedad entre en las cárceles.

El Papa también ha dedicado a los enfermos del coronavirus, a quienes los asisten y también a las autoridades que están trabajando para evitar el contagio la misa matutina. El Gobierno de Italia no excluye poner en marcha medidas aún más restrictivas si sigue avanzando el coronavirus.

Contador