Publicado 13/09/2021 19:00CET

Papa Francisco.- El Papa condena "la locura del odio contra los judíos" y dice que la Iglesia también deshonró a Dios

13 September 2021, Slovakia, Bratislava: Pope Francis (C) meets with the Jewish community at Holocaust memorial in Rybno Square, alongside President of the Central Union of Jewish Religious Communities (UZNO) in Slovakia Richard Duda (R). Photo: Michal Sv
13 September 2021, Slovakia, Bratislava: Pope Francis (C) meets with the Jewish community at Holocaust memorial in Rybno Square, alongside President of the Central Union of Jewish Religious Communities (UZNO) in Slovakia Richard Duda (R). Photo: Michal Sv - Michal Svítok/TASR/dpa

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha condenado "la locura del odio contra los judíos" y ha señalado que la Iglesia también "deshonró a Dios" cuando en una Eslovaquia dirigida por el sacerdote católico Jozef Tiso, decenas de miles de judíos fueron deportados y asesinados durante la Segunda Guerra Mundial.

"El nombre de Dios fue deshonrado, porque la peor blasfemia que se le puede causar es la de usarlo para los propios fines, más que para respetar y amar a los demás", ha dicho Francisco al reunirse con representantes de la comunidad judía en el país centroeuropeo.

En la segunda jornada de su viaje a este país, el Papa se ha encontrado con algunos miembros de esta comunidad, entre ellos algunos supervivientes del Holocausto, en la plaza Rybne, en un barrio tradicionalmente judío de Bratislava donde antes había la sinagoga. Ante esa sinagoga destruida por el régimen comunista en 1969 para hacer un puente, Francisco ha dicho: "Aquí, ante la historia del pueblo judío, marcada por este agravio trágico e indescriptible, nos avergonzamos de admitirlo: ¡cuántas veces el nombre inefable del Altísimo ha sido usado para realizar acciones que por su falta de humanidad resultan inenarrables!".

El Papa ha lamentado que son los "ídolos del poder y del dinero" que se imponen sobre "la dignidad del hombre, de la indiferencia que vuelve la mirada hacia otra parte, de las manipulaciones que instrumentalizan la religión, haciendo de ella una cuestión de supremacía o reduciéndola a la irrelevancia". Del mismo modo, ha arremetido contra las prácticas que hacen olvidar el "pasado" o "la ignorancia que justifica todo, la rabia y el odio".

En este sentido, ha instado a los líderes de las religiones una condena unánime frente a "toda violencia" y "toda forma de antisemitismo" y que unan sus fuerzas "para que la imagen de Dios en la persona humana no sea profanada".

Contador