Publicado 13/01/2021 11:23CET

Papa Francisco.- El Papa dice que la esperanza de la Iglesia pasa por los "pequeños" que no se consideran "mejores que los demás"

30 September 2020, Vatican, Vatican City: Pope Francis delivers his speech during his Wednesday general audience in the San Damaso's courtyard at the Vatican. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa
30 September 2020, Vatican, Vatican City: Pope Francis delivers his speech during his Wednesday general audience in the San Damaso's courtyard at the Vatican. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa - Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa - Archivo

ROMA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha señalado que el futuro del mundo y las esperanzas de la Iglesia pasan por los "pequeños", es decir, por "aquellos que no se consideran mejores que los otros" que, al ser conscientes de los propios límites y de los propios pecados, "no quieren dominar sobre los otros" al tiempo que ha instado a los cristianos a ser agradecidos.

"El mundo necesita esperanza y con la gratitud, con esta actitud de decir gracias, nosotros transmitimos un poco de esperanza. Todo está unido, todo está conectado y cada uno puede hacer su parte allá donde se encuentra", ha declarado durante la audiencia general de este miércoles que ha presidido desde la Biblioteca Apostólica del Vaticano, sin presencia de fieles para evitar la propagación del contagio.

Francisco ha reflexionado sobre la alabanza y la oración que, según ha dicho, debe "ser practicada no solo cuando la vida nos colma de felicidad, sino sobre todo en los momentos difíciles, cuando el camino sube cuesta arriba".

Por otro lado, ha hecho hincapié en la oración que San Francisco compuso al final de su vida: el "Cántico del hermano sol" o "de las criaturas". Así, ha señalado que San Francisco lo escribió cuando ya estaba "casi ciego" y sentía en su alma "el peso de una soledad que nunca antes había sentido".

Y ha agregado: "El mundo no ha cambiado desde el inicio de su predicación, todavía hay quien se deja destrozar por las riñas, y además siente que se acercan los pasos de la muerte. Podría ser el momento de la decepción extrema y de la percepción del propio fracaso. Pero Francisco en ese instante reza: "Laudato si', mi Señor...". Francisco alaba a Dios por todo, por todos los dones de la creación, y también por la muerte, que con valentía logra llamar "hermana"".

Finalmente, ha manifestado su cercanía a las víctimas del terremoto de Croacia en el que han muerto siete personas. "Ayer un terremoto provocó víctimas y daños enormes en Croacia. Expreso mi cercanía a los heridos y a quienes han sido golpeados por el terremoto y rezo en particular por quienes han perdido la vida y por sus familiares. Espero que las autoridades del país, ayudadas por la Comunidad internacional, puedan aliviar pronto los sufrimientos de la querida población croata", ha manifestado.