Publicado 12/04/2021 14:03CET

Papa Francisco.- El Papa Francisco envía una carta al obispo de Ávila en la que invita a difundir la enseñanza de Santa Teresa

Archivo - El obispo de Ávila (C) junto a la delegación abulense que ha sido recibido en audiencia privada por el Papa Francisco.
Archivo - El obispo de Ávila (C) junto a la delegación abulense que ha sido recibido en audiencia privada por el Papa Francisco. - DIÓCESIS DE ÁVILA - Archivo

ÁVILA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco ha remitido una carta al obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, con motivo de la inauguración este lunes del Congreso Internacional de Santa Teresa, en el que ánima a todos los participantes y a todos los miembros de la Iglesia en "profundizar y difundir la enseñanza" de la Santa abulense para que la sociedad "sea cada vez más humana" y "todos" puedan vivir en la fraternidad "que viene de un mismo padre".

"Es todo un programa escuchar su invitación a entrar en nosotros para encontrar al señor y así testimoniar que sólo Dios Basta", ha recordado el Santo Padre en su carta, quien escribe que es "hermoso recordar que todas las gracias místicas que recibía la trasladaban al cielo, pero ella --Santa teresa--supo trasladar el cielo a la tierra, haciendo de su vida una morada de Dios, en la que todos tenían cabida".

Por ello, el Papa Francisco cree que para que la sociedad "sea cada vez más humana" y todos puedan vivir "en la fraternidad que viene de un mismo padre, "es todo un programa escuchar su invitación a entrar 'en nosotros' para encontrar al señor y así testimoniar que sólo Dios basta".

En su misiva, el Santo Padre recuerda que aunque han pasado cinco siglos de la existencia terrena de Santa Teresa, la llama que Jesús prendió en ella "sigue brillando en este mundo, siempre necesitado de testigos valientes, capaces de romper cualquier muralla, sea física, existencial o cultural".

Y es que Santa Teresa, como la definió San Pablo VI, Santa Teresa "fue una mujer excepcional", su "arrojo, su inteligencia, su tenacidad" a los que unió una sensibilidad para lo bello y una maternidad espiritual hacía todos aquellos que se aproximaban a su obra "son un ejemplo eximio del papel extraordinario que la mujer ha ejercido a lo largo de la historia en la Iglesia y en la sociedad".

"La Santa de Ávila nos sigue hablando hoy a través de sus escritos y su mensaje está abierto a todos", escribe el Papa Francisco, quien considera que tener a Santa Teresa "como compañera, como amiga y guía" confiere "seguridad y sosiego al alma" y su ejemplo sirve a todos los que quieren "progresar en el camino de la purificación de toda mundanidad, y que conduce al desposorio con Dios, a las elevadas moradas del castillo interior".

En su carta, el Santo Padre recuerda que el este Año Jubilar está dedicado a San José, por el que la Santa abulense sentía una gran devoción hasta el punto que lo tomó como maestro, abogado e intercesor y a él se encomendó "teniendo la certeza de que recibiría las gracias que le pedía".

Y es que, según el Papa Francisco: "Los santos siempre van de la mano, nos sostienen por la confianza puesta en su intersección" y concluye su carta pidiendo que el señor bendiga a los participantes en el Congreso Internacional, que la Virgen santa los cuide y pidiendo que recen por él.

Contador