Publicado 22/11/2020 13:11CET

Papa Francisco.- El Papa insta a salir en busca de las familias en crisis por la pandemia que, "por vergüenza, no lo dan a conocer"

20 October 2020, Italy, Rome: Pope Francis participates in an interfaith event with representatives of other world religions at Campidoglio Square to commemorate victims of wars and of the coronavirus pandemic. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa
20 October 2020, Italy, Rome: Pope Francis participates in an interfaith event with representatives of other world religions at Campidoglio Square to commemorate victims of wars and of the coronavirus pandemic. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa - Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa - Archivo

ROMA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha instado a los católicos a salir en busca de las familias con problemas por la crisis económica que ha provocado la pandemia que, "por vergüenza, no lo dan a conocer".

"Piensen en tantas familias en dificultad porque no tienen trabajo y tienen dos o tres hijos, y a veces con vergüenza no lo dan a conocer. Sean ustedes los que van a buscar donde está la necesidad", ha afirmado Francisco durante el Ángelus de este domingo.

El Papa ha enviado este mensaje para lograr una Iglesia en coherencia con el Evangelio de este domingo que coincide con el final del Año Litúrgico y es, además, la solemnidad de Cristo Rey. Y ha señalado a este respecto: "Seremos juzgados por el amor".

Este sábado, el Santo Padre advirtió a más de 2.000 economistas y empresarios jóvenes de 120 países de que el modelo económico anterior a la pandemia no es sostenible y que la crisis económica actual "no tolera" que se privilegien "los intereses sectoriales por encima del bien común". Y alertó: "Pasada la crisis sanitaria en la que nos encontramos, la peor reacción sería caer aún más en una fiebre consumista y en nuevas formas de autopreservación egoísta".

Se trata del mismo mensaje que ha enviado este domingo a los jóvenes en la misa que ha celebrado en la basílica de san Pedro. Durante la homilía, ha arremetido contra "la fiebre del consumo, que narcotiza el corazón con cosas superfluas".

De este modo, aconsejó dar el paso hacia "modelos económicos que beneficiarán a todos porque el eje estructurante y decisional será determinado por el desarrollo humano integral, tan bien desarrollado por la doctrina social de la Iglesia".

Contador