Publicado 07/04/2021 11:16CET

Papa Francisco.- El Papa pide oraciones por las víctimas de las inundaciones en Indonesia y Timor Oriental

14 March 2021, Vatican, Vatican City: Pope Francis delivers the weekly Angelus prayer from the window of the apostolic palace overlooking St. Peter's Square at the Vatican. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa
14 March 2021, Vatican, Vatican City: Pope Francis delivers the weekly Angelus prayer from the window of the apostolic palace overlooking St. Peter's Square at the Vatican. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa - Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa

ROMA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha pedido oraciones por las víctimas de las inundaciones y riadas provocadas por el fuerte temporal de lluvias que azota desde el fin de semana el este de Indonesia y la pequeña nación de Timor Oriental y que según el último recuento ha dejado más de 155 fallecidos y decenas de desaparecidos.

"Deseo asegurar mis oraciones por las víctimas de las inundaciones que azotaron Indonesia y Timor Oriental en los últimos días. Que el Señor acoja a los difuntos, consuele a los familiares y apoye a los que han perdido sus hogares", ha pedido el Pontífice durante la audiencia general de este miércoles.

Asimismo, ha recordado que este martes se celebró el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz proclamado por la ONU en 2013.

Debido a la situación de emergencia sanitaria, el Papa ha presidido la catequesis desde la Biblioteca Apostólica del Vaticano sin presencia de fieles. En la misma, el Papa ha reflexionado sobre la relación entre la oración y la comunión de los santos.

Así ha advertido de que la fe popular que adora a un "santo que no te envía a Jesucristo, no es un santo y tampoco es cristiano". Francisco ha señalado que en Cristo hay una "solidaridad misteriosa" entre los que han pasado a la otra vida y los peregrinos en esta. "Los seres queridos fallecidos continúan cuidándonos desde el Cielo. Rezan por nosotros y nosotros rezamos con ellos", ha dicho.

Según ha asegurado, es un "vínculo" de oración que también se experimenta "en la vida terrena". "Oramos los unos por los otros, pedimos y ofrecemos oraciones...", ha explicado. Así, ha señalado que la primera forma de rezar por alguien es hablar con Dios de él o de ella.

"Si lo hacemos con frecuencia, todos los días, nuestro corazón no se cierra, permanece abierto a los hermanos. Rezar por los demás es la primera forma de amarlos y nos empuja a una cercanía concreta. La primera forma de afrontar un momento de angustia es pedir a los hermanos, a los santos sobre todo, que recen por nosotros", ha recalcado.

Contador