Publicado 27/11/2019 13:51CET

Papa Francisco.- El Papa pone al frente del control de las finanzas de la Santa Sede al inspector de la banca italiana

ROMA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha puesto al frente del control de las finanzas de la Santa Sede a Carmelo Barbagallo que hasta ahora era el jefe del Departamento de Supervisión de la Banca de Italia y que asumirá a partir de ahora el cargo del Presidente de la Autoridad de Información Financiera (AIF), según ha informado la oficina de prensa de la Santa Sede en un comunicado.

Barbagallo sustituirá en el cargo al suizo René Brüelhart, nombrado el 19 de noviembre de 2014, que no fue renovado tras acabar el plazo de su nombramiento.

"El encargo recibido es un honor del cual siento todo el peso moral y profesional, y agradezco al Santo Padre por la confianza que ha depositado en mí", ha declarado a la página de información de Vaticano, Vatican News, tras su nombramiento.

"En el servicio del encargo recibido como guía de la AIF --ha agregado Barbagallo-- trataré de aportar toda la experiencia acumulada en cuarenta años de trabajo en la Banca d'Italia, como inspector, como jefe de la vigilancia sobre el sistema bancario y financiero italiano y en el ámbito del sistema de supervisión bancaria europea".

En este sentido, se ha mostrado convencido de que la AIF sabrá dar la propia contribución, en su calidad de autoridad de control, para que los valores fundamentales de la rectitud y de la transparencia de todos los movimientos financieros en los que la Santa Sede está comprometida, continúen afirmándose, y sean reconocidos.

"Pretendo asegurar al sistema internacional de información financiera --finaliza el presidente de la AIF--, que será brindada toda colaboración, en el absoluto respeto de los mejores estándares internacionales. Estaré ya desde hoy trabajando para dar continuidad a la acción de la AIF en el seguimiento de sus importantes objetivos institucionales".

Los controles en las finanzas de la Santa Sede han sido puestos en entredicho después de una investigación interna sobre una supuesta inversión inmobiliaria de 200 millones de dólares en Londres (Inglaterra) que estaría vinculada al Óbolo de San Pedro.

El Secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin dijo en octubre que la inversión inmobiliaria en Londres fue única y que el fondo en cuestión parecía estar "bien administrado". "Estamos trabajando para aclarar todo. Este acuerdo fue bastante opaco y ahora estamos tratando de aclararlo", ha dicho a Reuters el purpurado.

El Papa también ha afrontado el tema durante el vuelo de regreso de su viaje a Tailandia y Japón. Ante la pregunta que le hicieron en el avión, el Papa Francisco dijo que es importante invertir el dinero que se recibe "siempre a lo seguro y dentro de la moral", y no "meterlo en el cajón porque esa es una mala administración".

"Si haces una inversión con el Óbolo de San Pedro en una fábrica de armamento, el Óbolo entonces no es Óbolo. Si haces una inversión durante años sin tocar el capital, entonces no funciona. El Óbolo se debe gastar en un año o año y medio, hasta que llegue otra colecta que se hace mundialmente y esa es una buena administración, sobre seguro, y sí, se puede también comprar una propiedad, alquilarla, y luego venderla, pero sobre seguro, con todas las seguridades por el bien de la gente del Óbolo", señaló.