Publicado 27/05/2015 18:02:41 +02:00CET

Papa Francisco: Uniones carnales "con ligereza" generan "duras heridas" espirituales

El Papa Francisco bendice a un niño.
REUTERS

ROMA, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha alertado de las "duras heridas en el espíritu" que se crean si se tratan las "con ligereza" las uniones carnales al tiempo que ha llamado a "trabajar el amor" día a día porque no existe el "matrimonio exprés".

"No podemos tratar las uniones de la carne con ligereza, sin abrir alguna dura herida en el espíritu" ha advertido durante la audiencia general de este miércoles Francisco.

En este sentido, ha lamentado que "la cultura consumista" del "usar y tirar", del "todo y enseguida", imperante en la sociedad muchas veces tiende a convertir el amor en un "objeto de consumo, que no puede constituir el fundamento de un compromiso vital".

Durante su catequesis, en la que ha reflexionado sobre el noviazgo, el Papa ha pedido a las parejas que no "quemen las etapas" de este camino. "Que cada pareja piense esto, y le diga al otro: te haré mi esposo, mi esposa, y esperaré a ese momento. No hay que quemar las etapas", ha comentado el Pontífice argentino.

El Papa ha dicho que el noviazgo "no es sólo una relación basada en la atracción y el sentimiento" sino que establece una alianza "tan sólida y duradera" que hace de dos vidas una sola. Para Francisco, esto es "un auténtico milagro de la libertad humana y de la gracia de Dios". "Una alianza así no se improvisa", ha resaltado.

Así, ha manifestado que el noviazgo crea las condiciones favorables para que el hombre y la mujer se conozcan a fondo y para que "maduren la decisión responsable por algo tan grande, que no se puede comprar ni vender".

Asimismo, ha dicho que es la Iglesia, en su sabiduría, la que "cuida la distinción entre ser novios y ser esposos", mientras que ha invitado a no tratar "la unión de la carne con ligereza".

Por otro lado, ha señalado que "la alianza de amor entre el hombre y la mujer no se improvisa" y que "quien pretende tenerlo todo y ya, cede también a la primera dificultad".

Ante miles de personas reunidas en la plaza de San Pedro, el Papa ha reflexionado sobre las parejas que, aún llevando juntas mucho tiempo, "en la intimidad, incluso conviviendo", no se conocen "de verdad".

"Hoy más que nunca es necesario revalorizar el noviazgo, como una iniciación a la sorpresa de los dones espirituales con los cuales Dios bendice y enriquece a la familia", ha expresado finalmente.