El papa pide a un grupo de reclusas argentinas que no se dejen "cosificar" porque no están privadas de "esperanza"

Papa
TWITTER - Archivo
Publicado 08/02/2019 19:28:07CET

   ROMA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El papa ha pedido a un grupo de detenidas argentinas, del centro penitenciario femenino de Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires, que le habían escrito cartas para contarle sus historias, que no se dejen "cosificar" porque no están privadas de "dignidad" y "esperanza".

   "Ustedes están privadas de la libertad pero no de la dignidad y de la esperanza", ha asegurado Francisco, según indica el portal de noticias Vatican News.

   En la misiva, que data de 3 de febrero, Francisco ha explicado que la cárcel no puede ser reducida a un mero castigo, porque "la sociedad tiene la obligación de favorecer la reintegración" y "no el descarte".

   El pontífice ha recordado que Jesús "invita a abandonar la lógica simplicista de dividir entre buenos y malos" para entrar en otra dinámica capaz de "asumir la fragilidad de los límites y de los pecados, para poder seguir adelante". Y ha añadido: "podemos hacerlo porque la misericordia del Señor nos abraza a todos".

   Francisco ha indicado también que muchas de las detenidas son madres que piden ayuda por sus hijos. Sobre ellas ha explicado que saben qué quiere decir generar vida y ahora se encuentran afrontando el desafío de generar el futuro y tienen la capacidad de hacerlo, "no obstante tengan que luchar contra tantos determinismos". "No deben dejarse cosificar --les ha escrito el Pontífice-- no son un número, son personas que generan esperanza porque quieren crear esperanza".

   Finalmente el papa ha constatado que muchas veces "se pierde de vista lo que debe estar al centro de las preocupaciones relativas a las detenidas" que es "su vida, aquella de sus familias y también aquella de quienes han sido víctimas de la violencia".

Para leer más