Actualizado 25/09/2015 17:53:06 +00:00 CET

El Papa pide a los líderes religiosos ser profetas de paz frente al fundamentalismo

ROMA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha pedido en español a los líderes religiosos, en la Zona Cero e Nueva York, ser profetas de construcción, paz y reconciliación frente al fundamentalismo al tiempo que ha afirmado que a pesar de las diferencias y discrepancias, "es posible vivir en un mundo de paz".

"Pidamos al cielo el don de empeñarnos por la causa de la paz. Paz en nuestras casas, en nuestras familias, en nuestras escuelas, en nuestras comunidades. Paz en esos lugares donde la guerra parece no tener fin", ha reclamado.

Durante el encuentro interreligioso, Francisco ha solicitado que se destierren "sentimientos de odio, de venganza, de rencor" y que frente a todo intento "uniformizador" las diferentes lenguas, culturas, religiones alcen la voz. "Juntos hoy somos invitados a decir 'no' a todo intento uniformante y sí a una diferencia aceptada y reconciliada", ha invitado.

En el momento más "ecuménico" del viaje a EEUU del pontífice, tal y como lo definió el jefe de prensa del Vaticano, padre Federico Lombardi, Francisco ha expresado que le llena de esperanza "la oportunidad de asociarse a los líderes que representan las muchas tradiciones religiosas que enriquecen la vida de esta gran ciudad".

"Espero que nuestra presencia aquí sea un signo potente de nuestras ganas de compartir y reafirmar el deseo de ser fuerzas de reconciliación, fuerzas de paz y justicia en esta comunidad y a lo largo y ancho de nuestro mundo", ha afirmado.

El Papa ha descrito el Memorial de los atentados del 11-S en Nueva York, como un lugar donde se llora "el dolor que genera sentir la impotencia frente a la injusticia, frente al fratricidio, frente a la incapacidad de solucionar nuestras diferencias dialogando". Sin embargo, también ha precisado que en medio del dolor lacerante, se puede "palpar la capacidad de bondad heroica de la que es capaz también el ser humano, la fuerza oculta a la que siempre debemos apelar".

"En una metrópoli que puede parecer impersonal, anónima, de grandes soledades, fueron capaces de mostrar la potente solidaridad de la mutua ayuda, del amor y, sobre la muerte, que el bien siempre despertará sobre el mal, que la reconciliación y la unidad vencerá sobre el odio y la división", ha subrayado.

El Papa ha recordado el sacrificio de los primeros socorristas y de los bomberos para resaltar que en ese momento "no era una cuestión de sangre, de origen, de barrio, de religión o de opción política; era cuestión de solidaridad, de emergencia, de hermandad, de humanidad". "Este lugar de muerte se transforma también en un lugar de vida, de vidas salvadas, un canto que nos lleva a afirmar que la vida siempre está destinada a triunfar sobre los profetas de la destrucción", ha indicado.

Momentos antes, el Papa ha rezado la misma oración que el Papa Emérito Benedicto XVI rezó cuando visitó Zona Cero en 2008 por la víctimas que murieron hace 14 años durante el atentado contra las torres gemelas de Nueva York.