El Papa pide oraciones por las víctimas el atentado en Egipto y por su viaje a Birmania y Bangladesh

El Papa Francisco en una imagen de su cuenta de Instagram
INSTAGRAM
Actualizado 26/11/2017 16:56:09 CET

ROMA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha pedido oraciones por las víctimas del atentado terrorista en el norte del Sinaí egipcio, en el que este viernes fueron asesinadas 305 personas, y por el viaje a Birmania y Bangladesh, que emprenderá esta noche.

"Me ha provocado un gran dolor la noticia de la masacre en la mezquita del norte de Sinaí. Sigo rezando por las numerosas víctimas y heridos y por toda esa comunidad tan duramente golpeada. Que Dios nos libere de estas tragedias y apoye todo esfuerzo de quienes obran por la paz, la concordia y la convivencia", ha señalado Francisco durante el ángelus de este domingo.

Además ha pedido a los fieles que se congregaban en la plaza de San Pedro que oren por su vigésimo primer viaje internacional del que regresará el próximo 2 de diciembre al señalar que su deseo es que su presencia sea "para esas poblaciones señal de cercanía y esperanza".

En otro momento, Francisco ha pedido la paz en Ucrania tras recordar la tragedia del Holodomor, "la muerte por hambre provocada por el régimen estalinista con millones de víctimas". "Rezo por Ucrania, para que la fuerza de la fe pueda contribuir a sanar las heridas del pasado y promover caminos de paz", ha dicho.

Durante la catequesis ha recordado el aspecto de Jesús vinculado a la Solemnidad de Cristo Rey del universo que se refiere -según el Papa- a una realeza "de guía, de servicio, y también una realeza que, en el fin de los tiempos, se afirmará como juicio". Así ha analizado a Cristo como Rey, pastor y juez, "que muestra los criterios de pertenencia al Reino de Dios".

"La página evangélica se abre con una visión grandiosa. Jesús, dirigiéndose a sus discípulos, dice: 'Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, y todos los ángeles con Él, se sentará en el trono de su gloria'. Se trata de la introducción solemne a la historia del juicio universal", ha explicado. Desde esta óptica, ha destacado que, "después de haber vivido la existencia terrena en humildad y en pobreza, Jesús se presenta ahora en la gloria divina que le pertenece, rodeado de los ejércitos angélicos".

Para el pontífice el criterio decisivo del juicio de Dios es "el amor concreto por el prójimo en dificultad". "Así se revela el poder del amor, la realeza de Dios: solidaria con el que sufre para suscitar en todo lugar actitudes y obras de misericordia", ha añadido.

Y finalmente ha concluido: "La parábola del juicio continúa presentando al Rey que aleja de sí a aquellos que durante su vida no se preocuparon por las necesidades de sus hermanos. También en este caso se quedan sorprendidos y preguntan: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento o forastero o desnudo o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?'. De ese modo, querían decir: 'Si te hubiésemos visto, seguramente te habríamos ayudado'. Pero él responde: 'En verdad os digo que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos más pequeños, también conmigo dejasteis de hacerlo'".