Publicado 02/07/2021 11:20CET

El Papa reduce su agenda en julio y agosto

30 June 2021, Vatican, Vatican City: Pope Francis (L) meets believers during his weekly general audience at the San Damaso courtyard at the Vatican. Photo: Grzegorz Galazka/Mondadori Portfolio via ZUMA/dpa
30 June 2021, Vatican, Vatican City: Pope Francis (L) meets believers during his weekly general audience at the San Damaso courtyard at the Vatican. Photo: Grzegorz Galazka/Mondadori Portfolio via ZUMA/dpa - Grzegorz Galazka/Mondadori Portf / DPA

   ROMA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Papa renunciará un año más a pasar los meses de julio y agosto en la villa pontificia de Castel Gandolfo, un palacio fortificado del siglo XVII, a orillas del Lago Albano y permanecerá esos meses de verano en la habitación 201 del segundo piso de Casa Santa Marta, donde reside habitualmente.

   En cualquier caso, está previsto que tome vacaciones durante el mes de julio, aunque continuará con ciertas actividades laborales con un ritmo más pausado, como ha hecho todos los veranos anteriores desde que fue elegido pontífice.

   A sus 84 años, Jorge Mario Bergoglio conserva algunas de las costumbres de cuando era cardenal en Buenos Aires y no hará las maletas para irse a descansar, como sí hacían sus predecesores, sino que sólo reducirá la carga de su agenda.

   De hecho, el complejo estival pontificio --situado a unos 40 kilómetros de la capital italiana-- fue trasformado en un museo para los turistas, aunque sólo están abiertas al público unas cuantas salas que albergan vitrinas con los ornamentos litúrgicos pertenecientes a anteriores pontífices, así como sus retratos.

   Aunque el Vaticano aún no lo ha anunciado de forma oficial, durante el mes de julio el Papa cancelará las audiencias generales públicas de los miércoles, que se retomarán de nuevo en agosto. Además, suspenderá las recepciones de alto nivel en el Vaticano, así como las citas a grupos eclesiales o sociales.

   Su única cita pública será el ángelus que continuará rezando asomado a la ventana de su estudio privado en el Palacio Apostólico del Vaticano. Sin embargo, aunque el pontífice reducirá sus apariciones en público, seguirá trabajando en la redacción de documentos y discursos para el resto del año.

   Una de las últimas citas que ha presidido ha sido la Jornada de oración dedicada a la paz en el Líbano en el Vaticano a la que asistieron todos los líderes religiosos cristianos de ese país.

   De momento, no hay ninguna confirmación oficial de cuáles serán los viajes internacionales que el Papa emprenderá en septiembre, pero tal y como anunció en su discurso conclusivo a este evento, su intención es visitar el Líbano. Así lo expresó también en una audiencia privada en el Vaticano con el primer ministro designado de Líbano, Saad Hariri.

   Otros de los viajes que están sobre la mesa es el de Glasgow (Escocia) donde en noviembre tendrá lugar la cumbre mundial sobre el clima, uno de los temas más importantes abordados en su encíclica 'Laudato si'.

Contador