Actualizado 10/10/2006 16:40:10 +00:00 CET

Papeleras.- El Banco Mundial elabora un informe medioambiental favorable a las papeleras de Fray Bentos

BUENOS AIRES, 10 Oct. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) - .

El informe elaborado por los técnicos del Banco Mundial (BM) descarta que las plantas de celulosa que se instalarán en la ciudad uruguaya de Fray Bentos puedan contaminar el medio ambiente del río Uruguay, cuya soberanía también comparte la Argentina, informa hoy la prensa local.

El dictamen favorable a las plantas podría permitir que se liberen los créditos solicitados por las compañías Botnia (finlandesa) y Ence (española) para construir las fábricas en Fray Bentos, frente a la ciudad argentina de Gualeguaychú, desde donde surgieron las objeciones a las plantas.

Según informa hoy el diario 'La Nacion', el documento de la Corporación Financiera Internacional (CFI), una agencia dependiente del BM, será divulgado en las próximas horas y dará vía libre a la construcción de las papeleras.

"El nuevo estudio afirma que las emisiones de las plantas no tendrán efectos perjudiciales en la calidad del agua del río Uruguay, ni en la costa argentina ni en la uruguaya", dice el diario al citar a fuentes de la CFI.

La instalación de las plantas en Fray Bentos originó un inusual conlicto entre la Argentina y Uruguay, dos países tradicionalmente amigos, y un juicio que se sustancia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que ya dio un primer fallo favorable a Uruguay.

El conflicto además originó que Ence decidiera suspender la construcción de la planta en Fray Bentos, según anunciaron las autoridades de la compañía, y que se buscara una nueva localización en Uruguay, aunque la iniciativa está en suspenso.

"Aunque puede ser interpretado como un revés, sabíamos que el informe venía de esta manera, que no iba a ser positivo. Pero (la evaluación) no cambia en lo mas mínimo la estrategia financiera que hemos llevado adelante hasta ahora", dijo Daniel Taillant, titular de la Fundación Centro de Derechos Humanos y Ambientales (CEDHA), una de la entidades que se opone a las papeleras.

"Vamos a seguir presionando a los bancos y vamos a comunicarnos con cada uno de los directores del Banco Mundial que deben votar sobre los créditos para insistir sobre la importancia de su decisión", explicó el directivo de la fundación.