Actualizado 04/09/2006 11:54:00 +00:00 CET

Paraguay.- La 'Declaración Paraguay sobre Soja Responsable' alerta sobre los peligros del cultivo de transgénicos

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

Movimientos indígenas y organizaciones sociales de Paraguay se han adherido a la 'Declaración Paraguay sobre Soja Responsable' que rechaza los monocultivos de soja y alerta sobre la introducción de los transgénicos en el país, que en el caso de la soja representa el 95% de la producción.

Según el documento, la producción de soja a gran escala "responde claramente a un modelo agroindustrial antidemocrático, excluyente; irresponsable, egoísta y concentrador de beneficios". Además, denuncia que la expansión de monocultivos "promueve una agricultura con máquinas y sin mano de obra".

En el texto, las organizaciones alertan sobre el "desarrollo irresponsable, insustentable y antidemocrático en el Paraguay actual" y relacionan los cultivos de soja que hay en el país con la destrucción de los ecosistemas y la expulsión de la población local de los territorios cultivados.

La declaración propone "la creación de un nuevo modelo de gestión de país, que promueva la sustentabilidad y la soberanía de las comunidades, aprovechando las oportunidades que las características del territorio presentan para la producción de bienes realmente sanos y competitivos".

Además apuesta por promover la desconcentración del poder sobre la tierra y la producción, con una distribución equitativa de la tierra que elimine la exclusión, la expulsión y el éxodo forzado, a través de una revisión de la tenencia legal de tierras y de un ordenamiento territorial que regule y limite la producción agrícola extensiva". Asimismo, exige "el respeto a los Derechos Humanos fundamentales".

Entre los firmantes del texto se encuentra la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (MCNOC) la Federación Nacional Campesina (FNC), la Organización Nacional Campesina (ONAC), la Central Nacional de Organizaciones Campesinas Indígenas y Populares (CNOCIP), la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Rurales e Indígenas (CONAMURI) y las organizaciones internacionales Coalición Mundial por los Bosques (GFC) y A SEED Europa.

Los firmantes participaron en la II Conferencia sobre Soja Responsable en el hotel paraguayo Golf Club, entre el 31 de agosto al 2 de septiembre, que reunió a representantes de las ONG --como WWF, Solidaridad e IDEA--, empresas multinacionales (Unilever o el Grupo Andre Maggi), o bancos como ABN-AMRO.

Cada año se utilizan más de 24.000.000 litros de agrotóxicos en los cultivos, sustancias que contaminan el agua, el aire y el suelo, atentando contra la biodiversidad existente. Algunos de los compuestos utilizados son considerados como "sumamente peligrosos" y "muy peligrosos", y se encuentran dentro de la denominada 'franja roja', según la clasificación de la Resolución 295/03 del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Paraguay.

Los expertos prevén un aumento del 60% de la demanda de soja hasta alcanzar unas 300 millones de toneladas anuales en el 2020, lo que supondría ocupar alrededor 1,5 millones de km2.