Actualizado 12/05/2006 01:19 CET

Paraguay.- Un informe de Unicef alerta de que el trabajo infantil creció en Paraguay en los últimos cuatro años

ASUNCIÓN, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alerta de que el trabajo infantil en Paraguay ha aumentado en 56.500 menores de entre 5 y 17 años en los últimos cuatro años, según informa el diario paraguayo 'ABC'.

En el estudio se indica que entre los años 2000 y 2001 la población trabajadora de 5 a 17 años de Paraguay era de 265.411 personas, es decir, aproximadamente 14 de cada 100 niños y niñas comprendidos en esas edades trabajaba. Esta cantidad aumentó en el año 2004 a aproximadamente 322.000 niños, niñas y adolescentes, lo que significa que casi 18 niños de cada 100 trabajan actualmente.

Esto implica que realizan actividades remuneradas de al menos una hora semanal o no remuneradas por al menos 15 horas semanales. El aumento del trabajo infantil en el país se explica con el contexto económico y social general. Así, la pobreza ha pasado del 32,1 por ciento en 1998 al 39,2 en el 2004. Este aumento se ha concentrado en la pobreza urbana, sobre todo entre los jóvenes, que se ha duplicado en ese período, pasando de un 23,1 por ciento a un 38,4.

La cantidad de adolescentes urbanos pobres ha aumentado en un 168 por ciento en el mismo período, y este deterioro de las condiciones de vida en las ciudades ha aumentado la presión a las familias por incorporar a los niños/as al trabajo. En este contexto, no puede esperarse una disminución general del trabajo infantil, incluido el de la calle.

NO TODOS TRABAJAN EN LA CALLE

En el informe también se destaca que existe cierta confusión al creer que todos los niños y niñas que trabajan lo hacen en las calles. En realidad, no más del 8 por ciento de los que realizan alguna actividad económicamente relevante lo hace en las calles.

De hecho la proporción del trabajo infantil es superior en áreas rurales, donde cerca de 23 de cada 100 menores de 5 a 17 años realizan alguna actividad económica, como agricultura y ganadería, frente a 13 de cada 100 en áreas urbanas.

Las estimaciones de Unicef, coincidentes con diversas observaciones que han hecho instituciones gubernamentales y no gubernamentales, es que el número de niños que trabajan no sería mayor que 6.000, siendo muy variable por razones estacionales y de demanda.

Desde el año 2003, diversas iniciativas han buscado erradicar el trabajo infantil en las calles. La que tiene mayor cobertura en este momento es el Programa Abrazo de la Secretaría de Acción Social, el cual, apoyado por Unicef, constituye un modelo de trabajo gracias al cual 1.350 niños y niñas que estarían trabajando en las calles hoy acuden a los centros y asisten a la escuela regularmente, mostrado eficacia y una razonable eficiencia de costos. Sin embargo, su cobertura es aun limitada.