Publicado 11/08/2015 17:28CET

Una pareja perdida en el desierto "salva a su hijo con la última gota de agua"

   NUEVA YORK, 11 Ago. (Notimérica) -

   Una pareja de turistas franceses, perdidos en el desierto del Parque Nacional White Sands, en Nuevo México, Estados Unidos, prefirieron dar a su hijo los últimos sorbos de agua que les quedaban tras una larga caminata a más de 38º.

   Según datos proporcionados por el Sheriff del condado de Otero a la prensa local, David y Ornella Steiner y su hijo, Enzo, naturales de la ciudad francesa de Borgoña, llegaron alrededor de las 13.00 (hora local) a la entrada del parque, con tan solo 600 mililitros de agua (las autoridades aconsejan llevar, al menos, unos cuatro litros por persona).

   La ruta turística por el parque tiene una longitud de unos 8 kilómetros, y es un área desértica que carece de sombras o vegetación que pueda dar cobijo en un momento de necesidad. En verano alcanza temperaturas extremas, y las autoridades aconsejan evitar las horas más calurosas del día para visitarlo.

ENZO SOBREVIVIÓ POR EL AGUA QUE LE DIERON.

   Según el Sheriff, cuando llevaban alrededor de 2 kilómetros recorridos, la madre, Ornella Steiner, decidió volver por su cuenta al coche que habían dejado en la entrada al sentirse indispuesta, pero sólo consiguió recorrer 90 metros antes de desvanecerse.

   David Steiner y su hijo, Enzo, siguieron caminando unos 600 metros más hasta que el padre cayó desmayado también. La Policía encontró el cadáver de la madre alrededor de las 17.30 (hora local), mientras que el del padre fue localizado una hora después junto a su hijo, fuera de la ruta marcada para las visitas.

   El niño estaba deshidratado, prácticamente inconsciente, y si sobrevivió fue gracias al agua que sus padres le dieron: "Eso puede ser lo que salvó al niño. Él es mucho más pequeño y tenía el doble de agua", aseguró el Sheriff, Benny House, a la prensa local.

NO ES LA PRIMERA TRAGEDIA EN WHITE SANDS.

   La muerte de los Steiners no es la primera que sucede en el Monumento Nacional de White Sands. En 2009, una mujer estadounidense fue encontrada muerta, y en el 2011 un turista japonés fue hallado muerto en extrañas circunstancias tras llevar varias semanas desaparecido.

   La autoridades del parque avisan en su página web de todos los consejos y precauciones que son necesarias tomar para poder disfrutar de la visita al parque con seguridad.