Actualizado 07/12/2015 10:41:38 +00:00 CET

Una pelea vecinal deja un muerto y cuatro heridos en Galapa (Colombia)

Disputa en Colombia
COLPRENSA

BOGOTÁ, 7 Dic. (Colprensa/Notimérica) -

   Un hombre ha muerto y cuatro han resultado heridos en una pelea que se ha producido durante la pasada noche del sábado en el municipio colombiano de Galapa.

   La disputa, que las autoridades colombianas ya están investigando, se produjo en la pequeña vereda Juan Mina, a pocos metros del barrio Mundo Feliz, en el municipio de Galapa (departamento de Atlántico, norte de Colombia).

   Un joven de 20 años identificado como Roberto Carlos Narváez Rodríguez fue asesinado de varios impactos de bala por su vecino Jorge Eliécer Zapata Cantillo, quien presuntamente accionó una pistola 9 milímetros.

   En el hecho resultó gravemente herida la madre de  Narváez, Rosa María Rodríguez Peña, de 43 años; el primo de este, Over Narváez Rosales, quien fue levemente herido a bala; el padre de la víctima mortal, Tomás Narváez, con una herida en la ceja al rozarle una bala; y Clemente Carraceo, quien es dueño de una tienda y recibió un balazo en el brazo cuando varios balazos impactaron en su negocio.

LA PELEA.

   Familiares de Narváez manifestaron que él se encontraba jugando al billar en un negocio improvisado de otro vecino junto a Jorge Eliécer. En ese mismo lugar estaba el hermano de Jorge, identificado como Tomás. Algunos testigos aseguran que Jorge se habría enfurecido porque Roberto le ganó dos partidas y esto originó la discusión.

   Otra versión señala que la discusión se inició entre Tomás y Roberto cuando estaban sentados a un lado de la mesa de billar. Salieron a la calle y fue cuando Jorge sacó un arma y empezó a disparar de forma indiscriminada.

   "Primero le disparó a la mamá de Roberto, porque ella estaba tratando de que no pelearan. Fue allí cuando después de eso le disparó a él y los tiros también rozaron al padre, al primo y al vecino de la tienda que estaba dentro de su negocio y varias balas ingresaron hasta allá", narró una prima de Roberto.

   Roberto Carlos fue llevado al Hospital San Cristóbal de Galapa, pero allí llegó sin signos vitales. Su madre está en el Hospital de El Pueblo en delicado estado de salud, mientras que los otros heridos no fue necesario internarlos porque no registraban gravedad.

   Allegados de la víctima, tras el tiroteo, tomaron represalias contra la vivienda y el vehículo del agresor. Destruyeron todo lo que hallaron.

   Tras un rápido operativo, la Policía capturó a Jorge Eliécer y le incautó la pistola con la cual, presuntamente, cometió el hecho.