Peña Nieto se reafirma en que los 43 estudiantes secuestrados en Ayotzinapa fueron quemados en un basurero

Estudiantes de Ayotzinapa
REUTERS / HENRY ROMERO
Actualizado 23/08/2018 8:53:44 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 22 Ago. (Notimérica) -

   El presidente de México, Enrique Peña Nieto, reafirmó en una entrevista realizada la noche del martes que los 43 estudiantes de la escuela magisterial de Ayotzinapa (México) que fueron secuestrados por policías en 2014, fueron asesinados y posteriormente incinerados por narcotraficantes en un basurero del municipio de Cocula.

   Esta versión, calificada como "verdad histórica", fue rechazada por distintos expertos tras la realización de los análisis pertinentes. Sin embargo, el presidente indicó en la entrevista con 'Televisa' que "todos los elementos de la investigación concluyen en lo mismo".

   La noche del 26 de septiembre de 2014, varias patrullas policiales interceptaron a balazos cinco autobuses con estudiantes en distintos puntos de la ciudad de Iguala. Entonces, fueron siete las personas que fallecieron y más de 25 resultaron heridas. Además, 43 jóvenes fueron detenidos y entregados por las autoridades a la organización narcotraficante Guerreros Unidos, según se pudo saber tras varias confesiones.

   Unos meses después, en noviembre del mismo año, el entonces fiscal, Jesús Murrillo, anunció que los estudiantes habían sido quemados en un basurero en el pueblo de Cocula y que sus restos habían sido arrojados al río San Juan, que cruza dicha localidad.

   Tras las confesiones de algunos de los presuntos criminales se pudieron recuperar restos calcinados del río, pero los estudios genéticos solo lograron identificar a uno de los 43 estudiantes desaparecidos.

   Asimismo, un peritaje del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos descartó esta versión por la imposibilidad de que existiese una pira --que es una estructura hecha de madera que se utiliza para la quema de un cuerpo-- lo suficientemente grande como para calcinar a 43 cuerpos.