Los 'penitentes' de los Andes, análogo para la vida en otros mundos

Publicado 08/07/2019 10:58:13CET
Formaciones de penitentes, en el extremo sur de la meseta de Chajnantor en Chile
Formaciones de penitentes, en el extremo sur de la meseta de Chajnantor en ChileESO

   MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Agujas de hielo en forma de daga propias de las cumbres andinas albergan prósperas comunidades microbianas, un entorno tan duro que es apto como posible análogo de la vida en otros planetas.

   Las distintivas formaciones de cuchillas heladas conocidas como nieves penitentes (o 'penitentes') reciben su nombre por su parecido con los monjes que rezan en túnicas blancas y se forman en condiciones frías y secas en elevaciones por encima de 4.500 metros.

   Los penitentes, que pueden variar desde unos pocos centímetros hasta 5 metros de altura, se encuentran en algunas de las condiciones más hostiles de la Tierra, con vientos extremos, fluctuaciones de temperatura y alta exposición a la radiación UV debido a la fina atmósfera.

   Y, sin embargo, como encuentra un estudio publicado por investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder en la revista Earth, Arctic, Antarctic, and Alpine Research, estas agujas ofrecen refugio a los microbios al proporcionar una fuente de agua en un entorno de otra manera árido y pobre en nutrientes.

   En marzo de 2016, estudiantes y profesores de CU Boulder viajaron al Volcán Llullaillaco en Chile, el segundo volcán más alto del mundo. Después de llegar a los campos penitentes a más de 5.000 metros sobre el nivel del mar, los científicos notaron manchas de coloración roja, un signo revelador de actividad microbiana que se ha observado previamente en otras formaciones de nieve y hielo en todo el mundo.

   Al recuperar las muestras para su análisis, los investigadores confirmaron la presencia de las especies de algas Chlamydomonas y Chloromonas en el hielo, la primera documentación de algas nevadas o cualquier otra forma de vida en los penitentes.

   "Las algas se han encontrado comúnmente en la criosfera tanto en el hielo como en la nieve, pero nuestro hallazgo demostró su presencia por primera vez en la elevación extrema de un sitio hiperárido", dijo Lara Vimercati, autora principal del estudio. Investigador doctoral en EBIO. "Curiosamente, la mayoría de las algas de la nieve que se encuentran en este sitio están estrechamente relacionadas con otras algas de la nieve de ambientes alpinos y polares".

   Los nuevos descubrimientos se suman a la comprensión de los científicos sobre los límites de la vida en la Tierra, pero también pueden tener implicaciones para la búsqueda de vida extraterrestre. Recientemente se han descubierto formaciones similares a las de los penitentes en Plutón y se especula que existen en Europa, una de las lunas de Júpiter. La región de Atacama en Chile también se considera el mejor análogo de la Tierra para los suelos de Marte.

   "En general, estamos interesados en las adaptaciones de los organismos a ambientes extremos", dijo Schmidt. "Este podría ser un buen lugar para buscar los límites superiores de la vida".

   "Nuestro estudio muestra que no importa lo difíciles que sean las condiciones ambientales, la vida encuentra un camino cuando hay disponibilidad de agua líquida", dijo Vimercati.