Actualizado 05/07/2006 03:30 CET

Perú/Chile.- El Colegio de Abogados de Lima cree que Alan García no tendrá que declarar en Chile mientras sea presidente

LIMA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La decana del Colegio de Abogados de Lima, Greta Minaya, consideró ayer, martes, que lo más probable es que tengan que pasar los cinco años de mandato del presidente electo de Perú, Alan García, para que responda a las acusaciones por delitos de lesa humanidad de los que ha sido acusado en Chile.

Según Minaya, García "goza de inmunidad por su condición de presidente y para que pueda ser sometido a la competencia de ese tribunal tiene que someterse al antejuicio en el Congreso peruano, que probablemente no le levantará la inmunidad", informa el diario 'El Comercio'.

La jueza chilena Romy Rutherford, del Segundo Juzgado del Crimen de Santiago, admitió a trámite el pasado lunes una querella contra el mandatario electo por violaciones a los derechos humanos durante su primer mandato, entre 1985 y 1990. La querella fue presentada el pasado 22 de junio por los abogados chilenos Hugo Gutiérrez y Roberto Avila por el delito de genocidio, a nombre del Comité de Refugiados Peruanos en Chile.

En concreto, la acusación se refiere a la matanza de presos de la organización armada Sendero Luminoso y otros grupos el 19 de junio de 1986 durante un motín en las cárceles de El Frontón y San Juan de Lurigancho.

"Los presidentes y las altas autoridades del Estado que estén de alguna manera implicados en delitos de lesa humanidad, si bien gozan de inmunidad, eso no quiere decir que para ellos exista impunidad, y tratándose de delitos tan graves, ellos por decisión propia deberían someterse a los tribunales", señaló Minaya.

Un fiscal peruano reabrió recientemente el caso de El Frontón, pero en el proceso, García, quien niega cualquier responsabilidad en los hechos, ha sido llamado como testigo.

Al final de su primer mandato, a García se le abrieron varios procesos judiciales, pero en 1992 escapó a Colombia tras el golpe de Alberto Fujimori. Tras la caída del régimen fujimorista, el líder socialdemócrata retornó a Perú en 2001, cuando los procesos en su contra por corrupción y violación a los derechos humanos habían prescrito.

En Santiago de Chile, el abogado Hugo Gutiérrez indicó que buscarán pruebas en Perú de que el líder del Partido Aprista no ha sido enjuiciado en su país, pues sólo en ese caso la Justicia local estaría en condiciones de actuar.