Actualizado 27/02/2013 02:07 CET

Perú.- Cientos de pequeños terremotos sacuden los alrededores del volcán Sabancaya

LIMA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Cientos de pequeños terremotos han sacudido en los últimos días los alrededores del volcán Sabancaya, ubicado en el sur de Perú, por lo que el Gobierno Regional de Arequipa (GRA) estudia declarar la alerta naranja para evacuar a la población local.

El Instituto Geológico Minero y Metalúrgico (Ingemet) de Perú ha informado de que entre el 22 y el 23 de febrero se han producido un total de 536 pequeños seísmos --una media de 20 por hora--, acompañados de emisiones de cenizas y humo.

"Es un número bastante alto, bastante anómalo, inusual en el comportamiento de este volcán", ha dicho la jefa de la Dirección de Geología Ambiental y Riesgo Volcánico de Ingemet, Jersy Mariño, en declaraciones recogidas por el diario 'El Comercio'.

Ingemet ha anunciado que en las próximas horas presentará un "mapa de peligros del complejo volcánico Sabancaya" a las autoridades regionales "con el fin de prevenir los efectos negativos de una probable erupción volcánica".

El mapa ayudará a "elaborar el plan de contingencia, que permita identificar las poblaciones en riesgo, las rutas de evacuación y la ubicación de los refugios ante una posible erupción del Sabancaya y conocer todos los peligros volcánicos que se presentarían".

Ingemet ha recomendado a las autoridades regionales que declaren la alerta amarilla, que contempla reservas de alimentos, planes de evacuación y simulacros de escape.

No obstante, el presidente de Arequipa, Juan Manuel Guillén Benavides, ha revelado que estudia declarar la alerta naranja --un nivel superior-- en la localidad de Maca, ubicada a ocho kilómetros del volcán, para evacuar a sus 570 habitantes ante la posibilidad de que entre en erupción.

El Sabancaya, que significa lengua de fuego en Quechua, se eleva 6.000 metros sobre la placa tectónica sudamericana. El volcán permaneció inactivo dos siglos hasta entrar en erupción varias veces en las décadas de 1980 y 1990, sin causar víctimas mortales.