Perú.- Expedición arqueológica Estrella Galicia descubre Vilcambaba la Grande, capital del último reino inca de Perú

Actualizado 05/10/2006 21:53:15 CET

LA CORUÑA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La expedición arqueológica Estrella Galicia Vilcabamba 2006 presentó hoy los resultados del mes y medio de trabajo en la selva peruana, que según el periodista y escritor Santiago del Valle, tendrán una gran repercusión internacional ya que se trata del hallazgo de la última ciudad inca.

Santiago del Valle explicó que la expedición desenterró restos arqueológicos de gran valor que señalan la ubicación original de Vilcabamba la Grande, la capital perdida del último reino inca en Perú.

El descubrimiento de Vilcabamba la Grande ha movido a lo largo de los años a multitud de expediciones en su búsqueda y la obtención de restos que señalan su ubicación es un hito que, una vez sea certificado por el gobierno peruano, tendrá una gran repercusión internacional.

La expedición cuenta con el apoyo tanto del gobierno peruano por la importancia que tiene desde el punto de vista de recuperación de una parte fundamental de su memoria histórica, como del propio Príncipe de Asturias, que durante una recepción con los miembros de la expedición, expresó su gran interés por el proyecto y su satisfacción porque esté liderado por un equipo de españoles, y concretamente, gallegos.

Santiago del Valle subrayó la estrecha relación entre Galicia y Vilcabamba, ya que el único documento que existe sobre cómo era esta ciudad fue escrito por un gallego, Pedro Sarmiento de Gamboa, en el momento en que se conquisto la ciudad.

Además recordó que Juan de Betanzos, también de origen gallego, fue uno de los mediadores durante el reinado del segundo inca y que logró un acuerdo de paz para la zona que se mantuvo hasta su muerte y proclamación del tercer inca.

PRÓXIMOS PASOS

El líder de la expedición informó de que el siguiente paso del proyecto se centra en iniciar las excavaciones para desenterrar los núcleos de viviendas que se han encontrado en la zona.

Del Valle señaló que será un proceso lento y dificultoso, ya que se trata de una zona de selva con una gran vegetación y de difícil acceso que complica las tareas de excavación y de protección de las ruinas.

Pese a todo, mostró su entusiasmo por continuar con este proyecto que se inició en 1977 bajo el nombre de expedición Juan de Betanzos y que supondrá recuperar la capital y la trágica historia del último reino inca en Perú.