Publicado 10/08/2020 13:14CET

Perú.- Mueren tres indígenas en un enfrentamiento con la Policía en un campo petrolero de Perú

Indígenas peruanos (Imagen de archivo)
Indígenas peruanos (Imagen de archivo) - Jhonel Rodríguez Robles/Agentur / DPA

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

Tres indígenas han muerto en un enfrentamiento ocurrido el domingo entre los habitantes de la comunidad de Kukama y la Policía Nacional de Perú en el campo petrolero Lote 95, ubicado en la localidad de Bretaña, en el norte del país.

El ministro de Interior, Jorge Montoya, ha confirmado a la emisora peruana RPP que el enfrentamiento se saldó con tres indígenas muertos y otros 17 heridos --once indígenas y seis agentes--, aunque ninguno de gravedad.

"Algunos policías han sido evacuados a Requena. De acuerdo al primer informe que tenemos, la mayoría tiene impacto de perdigones en rodillas, pómulos, piernas y hombros y algunos tienen orificios de entrada y salida", ha detallado.

El Ministerio de Interior ha informado en un comunicado de que los incidentes comenzaron el sábado por la noche, cuando "un grupo aproximado de 70 pobladores se presentó en las afueras de las instalaciones de la empresa Petrotal" armados con "lanzas y perdigoneras" para exigir "la paralización de las labores del referido campamento petrolero".

"Al no llegar a un acuerdo, los pobladores habrían realizado disparos impactando uno de los proyectiles en un efectivo policial, produciéndose un enfrentamiento", ha indicado la nota oficial.

El departamento que dirige Montoya ha defendido que "en todo momento la Policía Nacional actuó con la finalidad de salvaguardar la integridad de la población y de los trabajadores de la empresa".

"Durante todo el desarrollo de los hechos estuvo presente una representante del Ministerio Público" y ahora "una comisión de alto nivel del Gobierno" se ha trasladado a la zona para investigar lo ocurrido.

"El Ministerio de Interior rechaza toda manifestación de violencia que atente contra la vida, la libertad de transito y la propiedad", ha afirmado, apostillando que "la Policía Nacional continuará priorizando el diálogo y el respeto a los Derechos Humanos en sus intervenciones para restablecer el orden".

Por su parte, el presidente de la Organización Regional de Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO), Jorge Pérez Rubio, ha contado que los indígenas fueron a "dialogar" y, "sin embargo, se dio una gresca con la Policía Nacional, quienes usaron sus armas de fuego". "Los hermanos solo tenían sus herramientas ancestrales", ha enfatizado.