Actualizado 23/03/2006 15:33:30 +00:00 CET

Perú.- La Reina entrega el IV Premio Internacional de Conservación y Restauración a un proyecto arqueológico en Perú

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Reina entregó hoy en Madrid el IV Premio Internacional Reina Sofía de Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural 2005 al proyecto arqueológico Huaca de la Luna, ubicado en la ciudad peruana de Trujillo y cuya candidatura, que compitió con otros 27 proyectos procedentes de nueve países Latinoamericanos, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, Panamá, Perú y Uruguay.

Los encargados de recibir la distinción de manos de Doña Sofía fueron Ricardo Morales Gamarra y Santiago Uceda Castillo, directores desde 1991, cuando se descubrió el lugar, del proyecto Huaca de la Luna, que llevan adelante la Universidad Nacional de Trujillo y el Patronato Huacas del Valle de Moche, en los arenales del departamento de La Libertad, 550 kilómetros al norte de Lima.

A la emotiva ceremonia asistieron la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, y personalidades personalidades peruanas como la primera dama del país, Eliane Karp de Toledo, y el embajador peruano en Madrid, Armando Lecaros de Cossío.

Durante su intervención, Pajín narró la historia del yacimiento, tiene su origen en 1991, y aseguró que el galardón es "un reconocimiento a la dedicación y al esfuerzo de los ciudadanos e instituciones peruanos que trabajan en la conservación de una parte importante de su patrimonio cultural". Lo conseguido por el equipo que trabaja en Huaca de la Luna "es una muestra de cómo se puede trabajar para hacer compatibles los objetivos culturales en un esfuerzo común", resaltó.

El proyecto Huaca de la Luna, que presentó su candidatura al premio en abril de 2005, conjuga investigación arqueológica, conservación y adecuación al uso social. Además, es el único proyecto peruano con una dedicación a largo plazo con un equipo interdisciplinario dedicado a asegurar la conservación del monumento, la administración del sitio y todos los vestigios culturales, así como la exposición de las esculturas arqueológicas.

Los trabajos de conservación y autogestión realizados desde 1991 en el complejo arqueológico Huacas de Moche, unos siete kilómetros al sur de Trujillo, consiguieron recuperar para la comunidad uno de los sitios prehispánicos más importantes de Perú. Además, el proyecto sirve de Escuela de Campo para alumnos y profesionales nacionales y extranjeros, constituyéndose también como motor de desarrollo de la comunidad local, creando puestos de trabajo directos e indirectos.

El complejo urbanístico con características de ciudad es una de las más antiguas de Perú y está compuesto por dos pirámides, las denominadas Huaca del Sol y Huaca de la Luna, además de un núcleo urbano que se extiende entre las dos huacas.

Al galardón recibido hoy se suman dos anteriores distinciones, una concedida en 2001, el Premio a la Creatividad Empresarial otorgado por la Universidad Peruana de Ciencia Aplicadas y otro entregado en 2004, el Premio a la Buenas Prácticas de Gestión de Turismo Cultural, otorgado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España, considerándose así como uno de los 11 modelos de gestión en Iberoamérica.

El Premio Internacional Reina Sofía de Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural, creado por la AECI en 2001 y dotado con 36.000 euros, una escultura de Gustavo Torner, una placa y un diploma, reconoce cada año una obra, iniciativa o trayectoria profesional destacada en el ámbito de la conservación y restauración del patrimonio por su calidad o los beneficios que reporta en el desarrollo de la zona geográfica donde se realiza, particularmente en Iberoamérica.