La polémica tras el sistema de cámaras de seguridad instalado en Argentina

La polémica tras el sistema de cámaras de seguridad instalado en Argentina
TWITTER
Publicado 29/04/2019 12:13:00CET

   BUENOS AIRES, 29 Abr. (Notimérica) -

   Con objeto de localizar a delincuentes prófugos de la Justicia argentina, el Gobierno porteño ha instalado cámaras de identificación facial en diversos puntos de la capital. Sin embargo, la nueva medida no ha quedado exenta de controversia puesto que su efectividad no está probada y la privacidad de los ciudadanos que habitan Buenos Aires va a verse afectada.

   La iniciativa de seguridad ciudadana está enmarcada en el Sistema Público Integral de Videovigilancia mediante el cual 300 de las 7.000 cámaras ahora cuentan con un sistema biométrico de identificación personal. Esta tecnología automática permite verificar la identidad de un sujeto en medio segundo en base a sus características físicas y comportamiento.

La identificación va a ser posible gracias a la base de datos de la Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (Conarc) --conformada respecto a las informaciones que los tribunales envían al Registro de Reincidencia--, que cuenta con más de 46.000 imágenes de delincuentes que están siendo buscados por la Justicia desde el año 2009, fecha de creación del servicio.

   Asimismo, la web de consulta se actualiza diariamente y se dan de baja los rostros de los que han sido detenidos o cuya orden de busca y captura ha quedado sin efecto.

   Desde su puesta en marcha el pasado jueves, las autoridades policiales han identificado a 11 fugitivos, siete de los cuales han sido detenidos, gracias a las cámaras, muchas ellas ubicadas en el metro de la ciudad. La Policía Nacional fue alertada por el Centro de Monitoreo Urbano que envió un aviso a las autoridades al generarse una imagen de coincidencia en el Sistema de Reconocimiento Facial.

   CONTROVERSIA

   Mientras la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, sostiene que se trata de una herramienta para ofrecer una "enorme tranquilidad a la sociedad de que no está caminando al lado de un asesino, al lado de un pederasta o pedófilo, o cualquier otro tipo de delito", expertos sostienen que la nueva implementación es una invasión de la privacidad.

   El consultor en seguridad ciudadana democrática marplatense Tobías Schleider ha destacado en declaraciones a 'RT' que estos sistemas erran y, en ocasiones, alarman de falsas identificaciones. Asimismo, ha manifestado que " si para 'atrapar prófugos' se pretende usar este mecanismo, sin otras medidas que involucren a otras agencias del sistema penal y securitario, parece que no se está abordando el problema de una manera inteligente".

   En esta línea, la especialista en derecho Beatriz Busaniche ha condenado la ausencia de debate público en la implementación de la tecnología, que ha calificado de "escenario invasivo para la privacidad de las personas", y que hasta ahora solo se ha instalado en la capital del país.

Contador

Para leer más