El polémico secuestro de dos menores trasladados a México por secta judía Lev Tahor

Lev Tahor
POLICÍA ESTATAL DE NUEVA YORK
Actualizado 08/01/2019 22:24:07 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 8 Ene. (Notimérica) -

   La polémica secta judía ultraortodoxa Lev Tahor --cuyo nombre en hebreo significa 'corazón puro'--, fundada en Israel y afincada recientemente en México y Guatemala, ha protagonizado un último suceso en el que se han visto involucrados dos menores de edad y su madre.

   Chaim Teller, de 12 años, y su hermana Yante Teller, de 14, fueron secuestrados presuntamente por cuatro miembros de la mencionada organización religiosa. Según recogen varios medios de comunicación, los dos menores fueron trasladados hasta una ciudad cercana a Ciudad de México después de ser secuestrados el 8 de diciembre cerca de su hogar en la localidad de Woodridge (Nueva York).

   Los dos adolescentes se encontraban en la localidad estadounidense desde que su madre --de nombre Sara e hija del difunto fundador de la secta, Shlomo Helbrans, y hermana del nuevo líder, Nachman Helbrans-- huyera con sus seis hijos desde Guatemala, país en el que se mantiene asentada la secta después de movilizarse por diversas polémicas sucedidas desde su creación hace 40 años.   

   Según recogen medios de comunicación, Sara habría denunciado el "extremismo" de la secta, la cual carga con acusaciones de matrimonios forzados, malos tratos y abuso infantil. El grupo estaría basado en la práctica del jasidismo, una corriente ortodoxa y mística perteneciente al judaísmo, pero con una aplicación sería más estricta, la cual se aprecia a simple vista por la vestimenta cuyos seguidores portan.

   Después de que la madre de los menores denunciara su desaparición, la policía estatal de Nueva York comenzaron una investigación sobre los hechos que derivó posteriormente, cuando se conoció que los jóvenes habrían sido trasladados hasta México, en la colaboración con sus homólogos mexicanos.

   Según el fiscal estadounidense Geoffrey S. Berman, el objetivo del secuestro era llevar de vuelta a Guatemala a los dos menores, a quienes se les vistió con ropa secular para pasar inadvertidos. Asimismo, para su secuestro, los miembros de la secta utilizaron coches de alquiler, billetes de avión, teléfonos móviles de prepago y varios pasaportes para pasar los controles de inmigración.

   El informe de los fiscales recogido por 'El País' indica que el líder del culto, Nachman Helbrans --quien era el encargado del traslado de los menores-- cambió la 'kipá' de Chaim por una gorra de Superman y el abrigo negro del menor por sudadera de color gris, tal y como se habría podido ver en las cámaras de seguridad del aeropuerto de Scranton, en Pensilvania.

   Por otro lado, Aron Rosner, el hermano de uno de los líderes administrativos de Lev Tahor, Mayer Rosner, dispuso de 3.550 dólares durante el tiempo del secuestro para llevar a cabo la operación, cuyos temas logísticos --como la comida y las reservas de hotel-- fueron llevados a cabo desde Estados Unidos.

   Los dos menores secuestrados fueron encontrados y rescatados el 28 de diciembre en un hotel de Tenango del Aire, 40 kilómetros al sur de la capital mexicana. Ambos recibieron atención psicológica y pudieron reunirse con su madre unos días más tarde, según un comunicado del pasado 3 de enero de la Procuraduría General de la República.

   La cúpula del clan --Nachman Helbrans, Mayer Rosner y Jacob Rosner --, que no supera los 500 miembros activos, ha sido detenida y acusada de secuestro por un tribunal de Nueva York después de que los dos menores fueran rescatados.

CARACTERÍSTICAS DE LA SECTA

   La vestimenta las mujeres del grupo religioso las obliga a estar cubiertas completamente con ropa negra. Los hombres, por su parte, también visten de negro y cubren sus cabezas con sombrero, así como se dejan la barba.

   Por otro lado, la alimentación se basa en una dieta 'kashrut', una serie de normas bíblicas que indican cuáles son los alimentos aptos (kósher) que pueden ingerir los practicantes del judaísmo.

   No comen pollos ni huevos de gallina (por considerar que han sido manipulados genéticamente), arroz o vegetales con hojas (por temor a que tengan algún insecto). Solo beben leche de vaca que ellos ordeñan, así como vino de elaboración propia.

Contador