La Policía colombiana rescata a 28 menores venezolanos de las garras de organizaciones que los usaban para mendigar

Actualizado 26/07/2019 12:31:04 CET
Mendiga con niño en brazos
Mendiga con niño en brazos - TWITTER

   BOGOTÁ, 26 Jul. (Notimérica) -

   La Policía de Infancia colombiana y el Grupo Especial Migratorio rescataron a 28 menores venezolanos de las garras de las organizaciones criminales que los usaban para mendigar en el municipio de Bucaramanga, en Colombia.

   Las autoridades creen que se trata de una mafia que opera en dicha ciudad y, aprovechándose de la vulnerabilidad económica de los venezolanos que emigran a Colombia, ofrece dinero a los padres migrantes de niños de entre pocos meses y tres años para que los menores mendiguen en las calles ya que "por medio de los niños estos explotadores logran recaudar más dinero", explica el exconcejal de Bucaramanga, Jaime Andrés Beltrán.

   Además del alquiler de menores, lo que más preocupa a las autoridades es el suministro de drogas a los niños para que no lloren ni molesten durante la jornada pidiendo limosna.

   La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, ha condenado estas acciones contra la infancia y ha asegurado que tanto ella como la primera dama, María Juliana Ruiz, trabajan en una nueva política que garantice los derechos en la infancia.

   Esta situación se lleva dando desde hace mucho tiempo, aunque desde el masivo ingreso de venezolanos al país por la situación de su propia nación el fenómeno del alquiler de menores para el fin de la mendicidad está aumentando. En marzo de este año ya se liberó a 15 niños que eran víctimas de este tipo de trata.

   Esta manera de usar a los niños está tipificada como delito de trata de personas y penado con entre 13 y 22 años de cárcel.

   Las autoridades advierten a los ciudadanos que no den dinero a las personas que mendigan con niños en la calle para no alimentar la red de tráfico que les obliga a estar en esa situación.

Contador

Para leer más