Publicado 25/08/2015 15:28CET

La Policía descubre que un miembro del PRI dirige red de acoso a periodistas

   MÉXICO DF, 25 Ago. (Notimérica) -

   La Policía ha revelado este martes que el ex delegado de Cuajimalpa y próximo diputado de la Asamblea Legislativa de México DF del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Adrián Rubalcava Suárez dirigía una red de ataques contra medios, periodistas y políticos de varios partidos junto al empleado del canal Televisa Juan Carlos Zaragoza Ríos.

   En octubre de 2014 el portal de información mexicano Sin Embargo recibió reiterados ataques cibernéticos que dejaron inhabilitada la web en varias ocasiones.

   Este mismo mes Sin Embargo denunció haber recibido amenazas por parte del supuesto abogado de Rubalcava para exigir en tono amenazante que retiraran de la página una foto del delegado de la Ciudad de México donde aparecía posando junto a un tanque de guerra. La imagen formaba parte de una serie fotográfica subida por el propio Ruvalcaba en su perfil público de Facebook hace poco más de dos años, donde aparecía armado y vestido de militar.

   El medio había interpuesto una denuncia a la Fiscalía por haber sufrido una violación de su derecho de expresión que derivó en una investigación policial de la Unidad Científica.

   La Policía Federal ha realizado más de 30 intervenciones telefónicas que han demostrado la relación de Rubalcava con el trabajador de Televisa, quien desde hace años recibe instrucciones y dinero para coordinar campañas de difamación, desprestigio y extorsiones, ha informado el medio Sin Embargo.

   La investigación también apunta a que el grupo de Zaragoza Ríos atacó también a un periodista de Grupo Imagen, al sitio web Cuna de Grillos y a otros medios y comunicadores de la capital y del interior del país.

   Asimismo, las escuchas han sacado a la luz que el exgobernador de Veracruz Fidel Herrera Beltrán pagó al empleado de Televisa para acosar a Aristegui Noticias, la sección de la periodista Carmen Aristegui, despedida tras destapar a finales del año pasado el caso conocido como la 'Casa Blanca', una mansión que compró la primera dama de México, Angélica Rivera.

   Las intervenciones telefónicas entregadas al portal Sin Embargo detallan que probablemente se emplearon recursos públicos para pagar agresiones contra periodistas y medios de comunicación; mientras que no hay evidencias de que otros empleados de Televisa tomaran parte de la organización.

   En las grabaciones, Zaragoza Ríos afirma que usó, sin consentimiento, la cuenta de Twitter del periodista Joaquín López Dóriga para difundir mensajes difamatorios y acusaciones, mientras que presume de usar las redes sociales del Canal 2 de Televisa.

LA JUSTICIA, CÓMPLICE DE LA TRAMA.

   Según la investigación federal, la primera agente del Ministerio Público que llevó el caso, Jeannette Aguirre, supuestamente recibía dinero de los agresores, de acuerdo con las grabaciones. Las víctimas solicitaron el relevo de Aguirre y aunque fue cesada del caso, actualmente dirige las investigaciones por el asesinato del periodista Moisés Sánchez, en Veracruz.

   Además, otro fiscal designado para el caso se marchó "de vacaciones" poco antes de que Rubalcava obtuviera la autorización para ser diputado de la Asablea de México DF y la Fiscalía, advertida de la necesidad de nombrar a otro magistrado, no nombró a otra persona.

   Según ha denunciado la organización Article 19, que defiende los derechos de libertad de expresión y acceso a la información, los ataques vulneran los derechos de los periodistas y de la sociedad a estar informada.

   Asimismo, la organización ha solicitado a las autoridades de DF que continúen las investigaciones y garanticen la integridad de los colaboradores del medio, al mismo tiempo que su derecho a recabar y difundir información sin presiones de ningún tipo.