Actualizado 22/02/2015 15:14 CET

Presidente de Río 450 años: "Ser carioca tiene mucho que ver con ser espontáneo"

Marcelo Calero
Foto: RÍO 450

La ciudad de Río de Janeiro festeja sus 450 años celebrando su propia identidad

   RÍO DE JANEIRO, 22 Feb. (Notimérica) -

   Cuando aún se recupera de los últimos coletazos del carnaval, la ciudad de Río de Janeiro se prepara para otra fiesta: el 1 de marzo cumplirá 450 años, y para celebrarlo se ha diseñado un intenso programa de actividades que busca sobre todo exaltar 'la carioquice', la manera de vivir y de ver la vida propia de los habitantes de Río, los cariocas.

   El célebre poeta y músico Vinicius de Moraes dijo en una ocasión que ser carioca era un estado de espíritu. En una entrevista con Notimérica, el presidente del comité Rio 450, Marcelo Calero, ha confesado estar de acuerdo con el compositor de 'Garota de Ipanema', pero añade que la vanguardia cultural de los habitantes de Río se explica básicamente por su sonrisa y la informalidad: "Ser carioca tiene mucho que ver con ser espontáneo".

   Tras superar con éxito la prueba del Mundial de Fútbol y pensando ya en los Juegos Olímpicos del año que viene la ciudad se toma este año como una pausa para mirar hacia adentro, explica Calero.

   "Con la celebración de los 450 años Río se celebra a sí mismo. Es el momento de exaltar y de valorar lo nuestro. Aquí nacieron las grandes manifestaciones culturales que aún repercuten fuera y por las cuales aún se nos reconoce como Brasil. Es el momento de exaltar todo ese repertorio", asegura.

   Si Brasilia es la capital política y São Paulo la capital financiera Río es la capital cultural, la responsable en gran medida de la imagen que Brasil proyecta al mundo, muy centrada -para bien y para mal- en el fútbol, la samba y el carnaval.

   Las celebraciones de aniversario de Río empezaron ya el 31 de diciembre con los fastuosos fuegos artificiales de fin de año en la playa de Copacabana y se prolongarán hasta bien entrado 2016, detalla Calero, pero el momento cumbre tendrá lugar el próximo fin de semana.

   El sábado 28, víspera de la fiesta, un gran concierto reunirá a Gilberto Gil, Caetano Veloso, Baby do Brasil, Jorge Benjor, Paulinho da Viola, Martinho da Vila, Zeca Pagodinho, Arlindo Cruz, Diogo Nogueira, Erasmo Carlos, Frejat, Paralamas do Sucesso, Fernanda Abreu, Marcelo D2 y Neguinho da Beija Flor, entre otros.

   Todos cantarán himnos populares dedicados a Río que escribieron grandes compositores que ha dado la ciudad, como Tim Maia, Tom Jobim, Vinicius de Moraes o Chico Buarque, y terminarán cantando juntos el himno de Río, 'Cidade maravilhosa'.

   Además, el concierto tendrá lugar en el parque Quinta da Boa Vista, en la zona norte de la ciudad, en un intento de desviar el foco hacia zonas de la ciudad tradicionalmente más apartadas del circuito cultural. De hecho, otros conciertos tendrán lugar en suburbios como Madureira y Bangu, con el objetivo de que las celebraciones puedan ser vividas por todos los cariocas, no sólo en los barrios pudientes de la zona sur.

   El día 1 una ceremonia militar solemne recordará el lugar donde el militar portugués Estácio de Sá fundó en 1565 la ciudad de São Sebastião de Río de Janeiro, en los alrededores del Pan de Azúcar. Más tarde, una fiesta popular tendrá un gran pastel de 450 metros como protagonista  y también se inaugurará un túnel en la región portuaria como parte del legado de las obras olímpicas.

   Para más adelante quedará la inauguración del Museo del Mañana, que Santiago Calatrava está levantando sobre las aguas de la bahía de Guanabara, y un sinfín de exposiciones, talleres, conciertos, obras de teatro y ediciones de libros conmemorativos.

UN CALENTAMIENTO PARA EL AÑO OLÍMPICO

   Calero, que recientemente fue nombrado por el alcalde de Río, Eduardo Paes, nuevo secretario de Cultura, asegura que los preparativos de los 450 años han tejido una red de complicidades entre agentes culturales que ayudarán a preparar el terreno para la Olimpiada Cultural, que el Ayuntamiento prepara conjuntamente con el Comité Olímpico Organizador de Río 2016.

   En este sentido, y ya en su nuevo papel de responsable de la vida cultural de la ciudad, Calero ha dicho que no se repetirán los errores del Mundial de Fútbol: cuando la ciudad estaba rebosante de visitantes mayoría de los museos, teatros y otros equipamientos culturales cerraron sus puertas.

   También confía en que Río no siga la estela de otras ciudades en las que la obsesión por su imagen de marca ha acabado destruyendo su idiosincrasia: "Aquí todavía hay un déficit muy grande de políticas públicas, tenemos aún que ofrecer muchos recursos a las personas que hacen cultura en los barrios, en las favelas. Hay mucho que consolidar hasta llegar a ese punto", ha asegurado.