Actualizado 08/11/2014 14:43:15 +00:00 CET

Prisión a siete militares mexicanos por matanza de 22 civiles en Tlatlaya

 Matanza De Tlatlaya
Foto: YOUTUBE/CNDH

MÉXICO DF, 8 Nov. (Notimérica) -

   El Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal ha dictado auto formal de prisión contra siete militares del Ejército mexicano presuntamente implicados en la muerte de 22 personas en el municipio de Tlatlaya, Estado de México.

   Los siete inculpados se encuentran en reclusión en la Prisión Militar adscrita a la Primera Región Militar, ubicada en el Campo Militar 1-A, en México, Distrito Federal.

   Los hechos ocurrieron la madrugada del pasado 30 de junio, en la comunidad de San Pedro Limón, en el municipio de Tlatlaya, cuando ocho militares del 102° Batallón de Infantería realizaban un reconocimiento de ruta a bordo de un vehículo oficial sobre la carretera Federal Número 2.

   En las inmediaciones del poblado Cuadrilla Nueva, en el municipio de Tlatlaya, pasaron frente a una bodega en obra que no tenía puertas. El sargento segundo, quien observó que había una persona armada cuidando la bodega y tres vehículos en su interior, informó a sus compañeros y el vehículo detuvo su marcha.

   Según consta en la recomendación emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH), entre las cuatro y las cinco de la madrugada, los militares entraron a la bodega, donde encontraron a tres mujeres y a otras dos personas amarradas, presuntamente en calidad de secuestrados.

   Durante una hora aproximadamente, entre las 5:00 y las 6:00 horas, se escucharon disparos aislados, según los testimonios de los vecinos. Según la CNDH fue a esa hora cuando ocurrió "la privación arbitraria de la vida de las personas que se encontraban al interior de la bodega".

   Los testimonios de las tres mujeres que sobrevivieron coinciden en que los militares entraron a la bodega y encontraron a civiles rendidos y desarmados. Después, los sacaron uno por uno, los obligaron a hincarse, a decir su apodo, su edad, y su ocupación, para después dispararles. Una de ellas dijo haber escuchado a un militar decir: "Los que estén vivos o heridos vuélvanles a disparar".

   Después, las tres mujeres y los dos presuntos secuestrados fueron llevados a uno de los cuartos frontales de la bodega. Fue en ese momento cuando pudieron ver los cuerpos en el suelo.

   Según los testimonios de las mujeres, personal militar llamó a los dos presuntos secuestrados con el pretexto de tomarles una fotografía, pero les disparó.

   Peritos de la CNDH elaboraron un mapa sobre cómo fueron encontrados los 22 cadáveres en la bodega, para "distinguir aquellos que tienen heridas muy probablemente producidas en un contexto de enfrentamiento, otros en fuego cruzado y otros privados de su vida ilegalmente".

   No fue hasta las nueve de la mañana cuando el cabo del 102° Batallón de Infantería informó a personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJE) que era "seguro" avanzar hacia el lugar de los hechos. Además, informó de que había 22 personas fallecidas y tres aseguradas.

   Entre las víctimas había una chica de 15 años y los demás eran varones, dos de ellos de 17 años de edad.

   Según la CNDH, familiares de seis víctimas dijeron que sus hijos fueron secuestrados por criminales en enero, abril y junio de este año, y forzados a trabajar con ellos en actividades delincuenciales.

RELACIONADAS...

Ocho militares detenidos por la muerte de 22 delincuentes en Tlatlaya