La protección medioambiental obliga a una minera chilena a despedir a 150 trabajadores

Publicado 26/06/2019 12:00:27CET
Protesta en Isla Riesco
Protesta en Isla RiescoFLICKR, HANS PETERS - Archivo

   SANTIAGO, 26 Jun. (Notimérica) -

   La empresa Mina Invierno, que opera en la Isla Riesco, Chile, ha despedido a 150 operarios, debido a la negativa del Tribunal Medioambiental a levantar la prohibición de realizar tronaduras a 100 metros bajo el nivel del mar. Esta medida está destinada a proteger la biodiversidad y los ecosistemas, marinos y terrestres, de la isla. La empresa ya ha despedido a 230 trabajadores desde el comienzo de año, por estas restricciones que limitan su capacidad de trabajo en la mina.

   El director nacional de Greenpeace en Chile, Matías Asún, señala: "Esto es justamente el resultado de una gestión de una compañía que desde un principio ocultó información, dijo que no iban a necesitar tronaduras y que no iban a tener impactos ambientales significativos". Asimismo, argumenta que si hubiesen sido transparentes nunca hubiesen generado esta situación y los ecosistemas no estarían en peligro, pero ahora "el foco debería estar en los trabajadores, en las personas que hoy tienen que sufrir las consecuencias de una gestión pobre por parte de la gerencia de Mina Invierno".

   La empresa ha negado que vaya a cerrar por completo, lo que afectaría a 1.100 puestos de trabajo directos o indirectos, sino que seguirán intentando levantar las restricciones legales que ellos consideran "desproporcionadas en el ámbito social, económico y ambiental".

   El proyecto de Mina Invierno estuvo enemistado con los ecologistas desde el primer momento en que decidieron, en 2011, explotar los recursos de Isla Riesco, reconocida por su biodiversidad, presencia de fósiles paleobotánicos, especies endémicas y bosques milenarios.

Para leer más