Las protestas por la detención de Milagro Sala paralizan Buenos Aires

Publicado 17/02/2016 21:17:50CET
Milagro Sala en Argentina
ROMINA SANTARELLI/ MINISTERIO DE CULTURA DE ARGENT

   BUENOS AIRES, 17 Feb. (Notimérica) -

   El acceso a Buenos Aires ha estado bloqueado este miércoles por varias organizaciones sociales que protestaban por la detención de activista indígena argentina y líder de la organización Tupac Amaru, Milagro Sala, que lleva encarcelada más de un mes.

   Las organizaciones, que han comenzado a levantar los bloqueos, habían cerrado desde las 10.00 (hora local) todos los accesos a Buenos Aires para exigir la liberación de una de las figuras más importantes de los movimientos sociales afines al 'kirchnerismo'.

   La protesta, bajo el nombre 'Jornada nacional de lucha por la liberación de Milagro Sala', ha ocasionado el caos en la capital porteña y se ha materializado en varias marchas a lo largo y ancho del país.

   En las distintas marchas han participado agrupaciones como la Tupac Amaru, y el Movimiento Evita, La Cámpora, Descamisados, Patria Grande, el Partido Comunista, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y la Central de Trabajadores de Argentina (CTA).

El dirigente del Movimiento Patriótico Revolucionario Quebracho, Ezequiel Lopard, uno de los impulsores de la movilización, manifestó este lunes en radio Belgrano que Sala "es una referente del movimiento popular argentino y una mujer intachable".

   "Vamos a cortar para pedir por la libertad de Milagro Sala y para repudiar la criminalización de la protesta por la represión de los trabajadores que reclaman por sus derechos", había expresado el dirigente, que agregó que cuando "las cosas se investiguen bien" se demostrará que es "inocente".

La detención de Sala ha sido objeto de crítica debido a que se la detuvo en primer lugar por "instigación al delito y tumulto" y luego se pasó a indicar que estaba retenida por una supuesta "administración irregular de fondos destinados a la construcción de viviendas" con su organización.

   El notable poder de convocatoria que supo tener Sala en la era 'kirchnerista' motivó un sinfín de acusaciones de sus opositores, entre ellos del ahora gobernador Gerardo Morales, que aún sostiene que la activista obliga a sus integrantes a acudir a las marchas bajo amenazas y la acusa de fomentar el clientelismo político.

La polémica con la activista se reactivó el pasado lunes, cuando muchos de sus detractores contemplaron con horror la noticia de que el Papa Francisco le había enviado a Sala un rosario bendecido como muestra de su apoyo y preocupación ante la situación por la que está pasando.

Para leer más