¿Quiénes son los dos iraníes detenidos en Argentina con pasaportes falsos de Israel?

Publicado 18/03/2019 16:07:30CET
TWITTER

   BUENOS AIRES, 18 Mar. (Notimérica) -

   Las autoridades argentinas informaron este fin de semana de la detención de dos ciudadanos iraníes que entraron en el país utilizando pasaportes falsos israelíes, un incidente que se produce poco antes del aniversario del atentado contra la Embajada israelí en Buenos Aires en el que murieron 22 personas el 17 de marzo de 1992, un ataque atribuido al grupo libanés Hezbolá, aliado de Irán.

   Los detenidos son un hombre y una mujer, Sajjad Samiel Naserani, de 27 años, y Mashoreh Sabzali, de 30, que entraron el pasado 12 de marzo a través del Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en Buenos Aires, procedentes de España y están siendo investigados por posible actividad terrorista. Además, la Justicia ha solicitado elevar el nivel de alerta.

   Al cerciorarse de que ambos habían entrado al país con documentación fraudulenta, el juez federal Luis Rodríguez emitió a las autoridades una orden de detención inmediata. Fueron localizados en un hotel en el barrio del Abasto y detenidos a continuación por la Policía.

   Tras ser arrestados, ambos admitieron ser ciudadanos iraníes y confirmaron sus identidades reales, según fuentes de la causa citadas por 'CNN'. Las autoridades argentinas esperan la confirmación oficial de Irán e Interpol sobre las mismas.

   El hombre aseguró ser fotógrafo mientras que la mujer afirmó que trabaja como ingeniera. Por el momento las autoridades no han revelado la versión de los detenidos sobre por qué ingresaron al país con esa documentación. Según el diario argentino 'Clarín', en el momento de la detención ambos confesaron haber huido de Irán a Turquía, desde donde luego cruzaron a Grecia. Al ser expulsados del país heleno, según su propia versión, llegaron hasta España, desde donde decidieron viajar a Argentina.

   Este lunes comienza el interrogatorio por juez Rodríguez y el fiscal Jorge Di Lello, aunque primero será necesario encontrar un traductor de farsi a español, según indica el mismo medio.

COMPROBACIONES EN ISRAEL Y ESPAÑA

   Los ahora detenidos llegaron en un vuelo de Air Europa con identidades falsas bajo la identidad de Netanel Toledano y Rivka Toledano y las autoridades detectaron que los pasaportes utilizados figuraban como robados o perdidos a petición de Israel. De inmediato un funcionario activó la alerta de restricción, pero ambos pudieron ingresar libremente.

   Ese mismo día la dirección de Migraciones, que depende del Ministerio del Interior, envió un requerimiento a la División Interpol de Jerusalén para ponerlos al tanto de la situación y saber si los dueños de la documentación tenían sus nuevos pasaportes.

   En pocas horas, el organismo israelí informó que los números de los dos pasaportes figuraban como robados en el Ministerio del Interior de ese país y que en realidad habían sido emitidos a nombre de David Assouline y Brigitte Assouline, quienes se encontraban en su país.

   La dirección de Migraciones reenvió entonces huellas dactilares y fotografías de los dos sospechosos, que no coincidían con la de los propietarios reales de los pasaportes, según informó la división israelí de Interpol. El mismo organismo comunicó que tampoco aparecían en su base de datos los nombres de los individuos y que la documentación presentaba múltiples indicios de que fuera falsa; como por ejemplo, errores ortográficos en hebreo.

   El 14 de marzo, con la información recavada y tras el sorteo, la causa recayó en el juez Rodríguez, quien dispuso inmediatamente la intervención de la División de Lucha contra el Terrorismo de la Agencia Federal de Inteligencia, que se puso al frente de la investigación junto a la Unidad de Investigación Antiterrorista de la Policía Federal.

   Por otra parte, se le requirió específicamente a Interpol España si se habían detectado alerta sobre estos pasaportes e información para saber cuándo habían comprado los pasajes con los que llegaron a la Argentina. El 15 de marzo la oficina española contestó que los presuntos ciudadanos israelíes habían utilizado para embarcarse pasaportes distintos a los que usaron en su llegada a Ezeiza. Desde Interpol Jerusalén confirmaron que los pasaportes utilizados en España eran totalmente falsos y que los números pertenecían a dos ciudadanos franco-israelíes.

   Rodríguez envió una nota a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich poniéndola al tanto de los fallos en el control migratorio, que subrayó y consideró un agravante para elevar el grado de alerta. Por eso y ante la proximidad del 27º aniversario del atentado contra la Embajada de Israel, reclamó al Gobierno que tomara las precauciones necesarias.

   "Ello indudablemente eleva el grado de alerta, y así entiendo imprescindible extremar todas las medidas de seguridad y prevención, con la puesta a disposición de todos los elementos técnicos y humanos", apuntó el magistrado.

   Rodríguez indicó que aún no se ha logrado determinar las actividades e intenciones futuras de los dos iraníes en Argentina. No obstante, advierte que podría "resultar un riesgo para la seguridad de la población" argentina.

Para leer más