Rousseff, "consternada" e "indignada" por la ejecución de Marco Archer

Actualizado 18/01/2015 10:59:58 CET
Brasil protesta por la ejecución del brasileño Marco Archer
Foto: YOUTUBE

   BRASILIA, 18 Ene. (Notimérica) -

   La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se ha mostrado "consternada" e "indignada" por la ejecución este sábado en Indonesia del ciudadano brasileño Marco Archer, que murió fusilado junto a otras cinco personas por un pelotón de 12 hombres en el complejo penitenciario Nusakambangan, a unos 400 kilómetros de Yakarta.

   "He conocido --consternada e indiginada-- la ejecución del brasileño Marco Archer ocurrida en Indonesia", escribió Rousseff en su cuenta oficial de Twitter, en la que lamentó "profundamente" que su petición de clemencia no haya tenido acogida por parte del presidente indonesio, Joko Widodo, quien firmó las ejecuciones.


   Rousseeff, quien ha informado de que el Embajador de Brasil en Yacarta ha sido llamado a consultas, expresó su pesar a la familia de Archer, al tiempo que advirtió de que este hecho afectará a las relaciones entre ambos países.



   A su vez, el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Mauro Vieira, ha señalado que la ejecución de Archer en Indonesia provoca una "sombra" en las relaciones entre los dos países.

   "Llamar al embajador a consultas muestra la gravedad (del caso)", dijo el canciller, quien señaló que se trata de un momento "de tensión". El Gobierno brasileño también convocó al embajador indonesio en Brasil, al que el secretario general de Itamaraty, Sérgio Danese, entregó una nota oficial de protesta poco después de la ejecución de Archer.


   Según el ministro, Brasil agotó todos los recursos para evitar la ejecución de la pena de muerte a la que había sido condenado Archer por un delito de tráfico de drogas. El argumento usado por el Gobierno de Rousseff fue que en Brasil no existe la pena de muerte.

   Mauro Vieira aseguró además que el Gobierno brasileño prestó toda la asistencia a Marco Archer, la misma --dijo-- que está prestando en el caso de otro brasileño, Rodrigo Gularte, que también se encuentra en el corredor de la muerte en Indonesia.


   Archer trabajaba como instructor de vuelo libre y fue apresado en agosto de 2003, cuando intentó entrar en Indonesia, por el aeropuerto de Yakarta, con 13,4 kilos de cocaína escondidos en un ala delta desmontada.

   Archer consiguió huir del aeropuerto pero fue localizado a las dos semanas en la isla de Sumbawa. Tras ser detenido, confesó su delito y dijo que recibió 10.000 dólares por transportar la droga desde Lima (Perú) hasta Yakarta (Indonesia). Al año siguiente fue condenado a muerte.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Para leer más