El sabor a México en un barrio de Tokio

COMIDA MEXICANA
PUBLIC DOMAIN PICTURES
Actualizado 06/03/2018 15:55:47 CET

   TOKIO, 6 Mar (Notimérica/Notimex).-

   Conocer 'El rincón de Sam', un restaurante de comida mexicana ubicado en la capital japonesa, fue la recomendación hecha por la presidenta chilena Michelle Bachelet a un grupo de personas que la acompañó en la visita realizada a este país en días pasados, la última al extranjero como mandataria.

   Su sugerencia podría haber sido acudir a algún restaurante japonés para degustar los sabores locales o concurrir a alguna cadena internacional de comida rápida, pero su singular propuesta fue ir a 'El rincón de Sam'.

   Consultada por 'Notimex' respecto a esta recomendación realizada a un grupo de estudiantes chilenos que viajaron en su comitiva oficial, la jefa de Estado chileno comentó que "poco antes de viajar acá me enteré por la televisión de la existencia de este restaurante mexicano".

   Ubicado en el subterráneo de un edificio del barrio Ebisu de la capital japonesa, este rincón mexicano recibe a sus visitantes desde la vereda con un sombrero típico y música mexicana interpretada por un mariachi en un video, en una invitación audiovisual a ingresar a un trozo de México en tierras niponas.

   Bajar las escaleras implica acercarse a México en Japón, con la música, las comidas y las bebidas típicas de aquella nación a miles de kilómetros de distancia de su origen, una verdadera embajada mexicana en el país del sol naciente.

   Lo primero que me sorprende saber es que Sam no es mexicano, sino japonés, y lo segundo es que lidera un mariachi con el cual deleita a sus comensales algunos días a la semana, además de realizar presentaciones especiales.

   ¿Cómo un japonés se interesa tanto por México al punto de crear un restaurante y un mariachi en Tokio? Osamu 'Sam' Hasegawa, debido a que su español es precario, responde a Notimex en japonés y su gerente general, el mexicano Omar Ríos, oficia de traductor.

   "Cuando era niño escuché por primera vez la música mexicana en una tienda de departamentos y varios años después, en 1972, tuve la oportunidad de viajar a México a estudiar la música de ese bello país", comentó.

   Añadió que estuvo dos años y medio en la Ciudad de México y en otros lugares de esa nación conociendo la música y la cultura mexicana, la que luego trajo a la capital japonesa para deleitar a los nipones con el sabor y los sones propios de ese país latinoamericano.

   Sam indicó que su misión es dar a conocer la música ranchera entre los japoneses, lo que justificó su viaje a México en la década de 1970 y también ser el líder del mariachi Samurai.

   Respecto al gusto que tienen los japoneses por la música, comentó que "hay muchos japoneses a los cuales les gusta la música latina y la música mexicana en particular, disfrutan mucho de las rancheras".

   Ríos, en tanto, señaló que llegó a Tokio hace nueve años a estudiar japonés. "Sólo venía por un año, y mi estadía se fue alargando año a año y después ya encontré un trabajo estable acá en Japón", relató.

   Con siete años en el restaurante mexicano junto a Sam, agregó que la carta del local ofrece algo de Tex-Mex, como nachos y burritos, porque es lo que conocen los japoneses, "pero también tenemos tacos, sopa azteca, enchiladas y ensaladas de nopales, entre otros platos", además de tequila y cerveza mexicana.

   Apuntó que los mexicanos que visitan Tokio y llegan al restaurante "se sorprenden mucho por la comida y por el hecho que exista un mariachi japonés, donde todos los músicos son japoneses e interpretan muy bien la música mexicana".

   El show que realiza Sam todas las noches en su local incluye varias canciones mexicanas que son coreadas, en español o japonés, por los comensales, quienes reciben sombreros típicos, maracas y panderos para acompañar el ritmo, en una fiesta que mágicamente nos traslada por algunos minutos desde la fría Tokio a México.