Un sacerdote acusado abusos a niñas muere por cianuro en Colombia

Religión
PIXABAY - Archivo
Actualizado 20/08/2018 14:10:25 CET

   BOGOTÁ, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Un sacerdote de Cúcuta, en el noreste de Colombia, que estaba siendo investigado por presuntos abusos sexuales a varias niñas ha muerto tras ingerir cianuro, según ha informado las autoridades.

   "Aún no sabemos si la ingesta se pudo dar voluntaria o no", ha explicado el director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, según recoge el diario colombiano 'El Tiempo' en su edición digital. Sí se ha descartado que se haya producido un infarto y apuntan como responsable de la muerte a la sustancia hallada en su contenido gástrico y se desmiente así el parte médico que mencionaba un paro cardiorespiratorio.

   El fallecido es Germán Restrepo Quintero, párroco de la Iglesia de Jesús de la Buena Esperanza, muerto el pasado 8 de agosto, después de que un juez de Cúcuta confirmara la medida de aseguramiento en su contra. Terminada la audiencia, Restrepo se desplomó en los pasillos del Palacio de Justicia y fue remitido de inmediato a la Clínica Santa Ana.

   Según la Fiscalía, Restrepo utilizaba una bebida que llamaba "agua de vida" y se la daba a las menores. Con el líquido al parecer las drogaba y posteriormente abusaba sexualmente de ellas.

   La diócesis de Cúcuta ha destacado que Restrepo Quintero nunca perteneció a la Iglesia católica. "Él no hace parte de la estructura de la Iglesia católica colombiana. Si bien se presenta como sacerdote, él hace parte de una congregación distinta", dijo entonces el vicario general de la diócesis, Israel Bravo Cortés.