El Salar de Uyuni, principal reclamo turístico de Bolivia

Actualizado 15/08/2017 7:14:38 CET
NOTIMÉRICA

   LA PAZ, 15 Ago. (Notimérica) -

   Ubicado al suroeste de Bolivia, El Salar de Uyuni es el desierto de sal más grande del mundo. Esta región semidesértica y de tierras volcánicas encierra en su interior recursos de gran importancia económica, como una reserva de nueve millones de toneladas de litio y paisajes de extraordinaria belleza natural. El Salar y las Lagunas Colorada, Verde, Amarilla y Celeste son sus mejores exponentes y sus nombres se relacionan con las distintas tonalidades de colores que poseen.

   Por estas y más razones el viceministro de Turismo de Bolivia, Ricardo Cox, lo denominó como uno de los destinos turísticos más importantes del país, puesto que su singularidad y majestuosidad no se comparan con ningún otro lugar.

   Con una superficie de 10.582 kilómetros cuadrados y ubicado a más de 3.600 metros por encima del nivel del mar, el Salar de Uyuni está reconocido entre los destinos turísticos más significativos de la parte andina de Suramérica.

   Entre sus atractivos destaca la reserva Eduardo Abaroa, que posee interesantes ejemplares de la fauna andina y colinda con impresionantes concentraciones volcánicas.

   Otro de sus grandes atractivos es la amplia riqueza cultural de comunidades indígenas originarias quechuas y aymaras, que también constituyen un incentivo para los amantes de lo diferente y el misticismo de estos pueblos y que a pesar de los siglos no dejan de preservar su identidad y tradiciones.

   Uyuni forma parte de una historia muy atractiva ya que es considerada como una de las venas abiertas de Iberoamérica. Además, según Cox, este lugar es el vivo testimonio de la actividad ferroviaria y minera de Bolivia, en especial de la comercialización de metales mediante locomotoras del siglo XIX, que se cree que están entre las más longevas del orbe.

   Un sinfín de historias son las que rodean el Salar de Uyuni, un maravillo paisaje natural nacido después de la evaporación de un inmenso mar. Y es que, hace miles de años, cuando emergió la cordillera occidental, quedaron estos mares atrapados, que eran grandes lagos originados en el norte y el sur.

   Al ser uno de los lugares más áridos del mundo, no hubo recarga de agua suficiente, dejando como resultado condiciones ideales para que en el futuro comenzara el proceso de evaporación. Proceso que comenzó, dando origen a un paisaje inigualable que no deberías dejar de visitar.   

   

Para leer más