Samuel, solicitante de asilo: de resocializar a pandilleros violentos en Colombia a huir a España para pedir protección

Publicado 04/02/2020 17:39:28CET
Samuel, solicitante de asilo: de resocializar a pandilleros violentos en Colombi
Samuel, solicitante de asilo: de resocializar a pandilleros violentos en Colombi - CEDIDA - Archivo

   MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Samuel (nombre ficticio), de nacionalidad colombiana y 37 años, trabajaba en su país ayudando a jóvenes en condiciones de pandillismo y con problemas de drogadicción a que se resocializaran. En enero de 2019, en su rol de trabajador social, comenzó a recibir amenazas por parte del grupo paramilitar 'Águilas Negras', que opera en diferentes zonas de Colombia.

   "Empezaron a generarme miedo, a atemorizarme, a decirme que no me quieren ver por donde hacía las actividades y que me tenían identificado a mi, a mi esposa y a mis hijas. Me mandaron un panfleto a casa con una bala de un fusil y diciéndome que me daban 48 horas para abandonar", asegura Samuel.

    Tras ello, acudió a la Fiscalía de Colombia para formalizar una denuncia y, desde esa institución, le emplazaron a acudir a la Policía. "Me dicen que van a estar haciendo rondas por donde vivo, pero nunca recibí protección", remarca. Al no sentirse protegido por las autoridades de Colombia, emprendió la huída en marzo de 2019.

   Samuel ha difundido su testimonio a través de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que le acompaña tras su llegada a Madrid. La primera vez que vino a España fue en marzo de 2019. Llegó al aeropuerto de Barajas con su familia y allí solicitó protección internacional, pero no fue admitida porque "supuestamente en Colombia hay un proceso de paz", según alegó la Administración española para no admitir su petición de asilo--. Así pues, él y su familia tuvieron que retornar a Colombia.

   Tras su regreso, reactivó su labor social allí, pero al poco tiempo, recibió un panfleto de las Águilas Negras donde le daban 48 horas para irse de Colombia. "Acordé con mi esposa que me vendría solo a España y que posteriormente lo harían ellas", ha explicado.

   Una vez en Madrid, contactó con la letrada que le asignaron la primera vez que llegó al aeropuerto, quien le explicó en la denegación de su solicitud de asilo y retorno a Colombia "se habían vulnerado derechos". Por ello, la abogada llevó su caso a la Audiencia Nacional, tal y como relata.

   En la actualidad, Samuel es uno de los más 120.000 expedientes de solicitudes de asilo que están pendientes de resolución. "Espero ser acogido y que me brinden apoyo y la protección en este país", sostiene. "Espero desarrollarme aquí, y poder traer a mi esposa y mis dos hijas", asegura de espaldas a la cámara por temor a represalias de los paramilitares a su mujer e hijas.

Contador