Sara García, 37 años sin la 'abuelita' del cine mexicano

SARA GARCÍA HIDALGO
YOUTUBE
Actualizado 21/11/2017 8:36:49 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 21 Nov. (Notimérica) -

   Este martes se cumplen 37 años del fallecimiento de la actriz Sara García, conocida como 'la abuelita del cine mexicano'. García fue una de las actrices más reconocidas de la Época del Cine de Oro de su país, famosa por interpretar el papel de una abuela severa pero amorosa en la película 'Allá en el trópico', dirigida en 1940 por el mexicano Fernando de Fuentes.

   'La abuelita del cine mexicano' compartió escena con grandes artistas del panorama nacional, como el intérprete Mario Moreno de Cantinflas y los actores y cantantes Jorge Negrete, Pedro Infante, Joaquín Pardavé y Germán Valdés.

   García participó en las famosas telenovelas mexicanas 'Mundo de juguete' y 'Viviana', ambas retransmitidas durante la década de 1970 de la mano de actrices de la talla de Graciela Mauri y Lucía Méndez.

   Además, desde 1973 hasta la fecha, García es imagen para el 'Chocolate Abuelita' de la multinacional agroalimentaria más importante del mundo: 'Nestlé', después de que esta compañía comprara la fábrica de chocolates 'La Azteca'.

   

APASIONADA DEL CINE Y DEL TEATRO

   Su debut como actriz tuvo lugar en 1917 cuando el director, actor y funcionario de Azteca films, Joaquín Coss, la invitó a participar en lo que sería su primera película: 'En defensa propia', junto a la actriz, guionista, productora y directora de cine mexicana Mimí Derba.

   Pero 'la abuelita del cine mexicano' no sólo trabajó en la gran pantalla, ya que también realizó sus colaboraciones en teatro interpretando papeles pequeños. Fue así como consiguió entrar a la 'Compañía de Comedia Selecta' en el teatro Virginia Fábregas de Ciudad de México, donde compartió escenario con el simbólico actor Eduardo Arozamena conocido como 'El Nache', la actriz Sara Uthoff y los más acreditados actores de la época.

   En poco tiempo, su magnífica dicción y pujante voz le dieron prestigio y le permitieron formar parte del repertorio de las compañías de teatro más destacadas del momento como 'Mercedes Navarro', con la que viajó durante más de dos años por todo México y Centroamérica.

   Asimismo, García comenzó a ser solicitada para papeles para cine sonoro --película que incorpora sonido sincronizado o tecnológicamente acoplado-- y, poco tiempo después, obtuvo su primer rol estelar en la película 'Así es la mujer' en 1936.

'ALLÁ EN EL TRÓPICO'

   Sin embargo, la fama que posteriormente le daría a Sara García el nombre de 'abuelita del cine mexicano' fue la película 'Allá en el trópico', dirigida por Fernando de Fuentes en 1940, en la que, a pesar de ser muy joven, García interpretaría el papel de una anciana.

   La actriz mexicana se quitó los dientes y se fracturó la rodilla para poder interpretar mejor su papel de anciana en la cinta, acción que evidenció una pasión por la interpretación que le ha posicionado a día de hoy como una de las actrices más reconocidas de la Época de Oro del cine mexicano.

   Su participación en películas iconos como 'El baisano Jalil' en 1945 y 'El barchante Neguib' un año después, llamaron la atención del público por el acento que García tenía que interpretar junto al actor Joaquín Pardavé, en el rol de un matrimonio de inmigrantes libaneses que llegan a México huyendo de la pobreza de su país y de la Segunda Guerra Mundial.

   Con el filme 'Dicen que soy mujeriego' dirigida por Roberto Rodriguez en 1948, Sara García trabajó de la mano de uno de los mejores actores de la Época de Oro del cine mexicano, Pedro Infante. Esta interpretaba a doña Rosa, la abuelita de Pedro.

DEBUT EN LA TELEVISIÓN

   Su debut en la televisión nacional tuvo lugar en 1952 en el programa 'Media hora con la abuelita', que fue un rotundo fracaso. No obstante, en 1974 esta recuperó el prestigio que había perdido en la pequeña pantalla gracias al papel de Tomasina en la telenovela 'Mundo de juguete'.

   Sara García fue una excelente actriz que interpretaba a la perfección tanto papeles tristes como cómicos, por lo que pocos imaginaron que tras ese disfraz de abuela dulzona se ocultaba una mujer de fuerte temperamento, disciplinada y que siempre dio lo mejor de sí en cada uno de sus papeles.

   'La abuelita del cine mexicano' falleció el 21 de noviembre de 1980 debido a un paro respiratorio surgido de una neumonía, cumpliéndose este martes 37 años de su muerte.