Seis de los trece países con mayor índice de criminalidad son iberoamericanos

Actualizado 02/12/2016 11:40:48 CET

   MADRID, 2 Dic. (Notimérica) -

   Según un reciente informe publicado por el grupo de investigación de datos Verisk Maplecroft, seis de los 13 principales países con mayores tasas de criminalidad son latinoamericanos. Estos son Guatemala, México, Honduras, El Salvador, Colombia y Venezuela.

   La lista está encabezada por Afganistán, que es considerado el país de la región con el nivel más elevado de criminalidad en el último año. Le sucede Guatemala y México en segundo y tercer lugar. Además, Honduras, Venezuela y El Salvador ocupan la sexta, séptima y octava posición.

   El último lugar de la región en estos 13 primeros países con mayores índices de criminalidad es Colombia, que cierra la lista de regiones iberoamericanas en el puesto 12. Por esa razón, el coordinador de la investigación, Grant Sunderland, ha indicado que "estos datos señalan que América Latina es la región con mayor índice de criminalidad del planeta", según ha publicado 'BBC Mundo'.

   En el caso de Guatemala, los reportes oficiales han señalado que cerca de 5.681 personas fueron asesinadas el pasado año. Sus causas derivan del dominio de las organizaciones de tráfico ilegal de drogas, robos y extorsión, algo que también ocurre en "11 de los países de la región", según ha afirmado Sunderland.

   La empresa, que se encarga de recoger las cifras de cada país en relación a los robos, secuestros y asesinatos perpetrados y como influyen estos delitos sobre sus economías, ha añadido que "en México, Guatemala y toda Centroamérica --que está clasificada como una región de riesgo extremo-- la criminalidad ha costado unos 200.000 millones de dólares".

   Por ello, estas grandes cantidades destinadas al combate de la delincuencia "influye en un bajo nivel de desarrollo del capital humano", debido a que no se direccionan a inversiones en educación o salud.

   "Muchos jóvenes abandonan sus estudios a una edad temprana para unirse a las bandas criminales, las cuales les ofrecen un ingreso que muchas veces les sería imposible obtener en la economía legal", ha explicado la jefa del equipo investigador en América Latina, Jimena Blanco.