Publicado 02/10/2015 17:59CET

El sheriff encargado de la matanza de Oregon no identifica al autor

ROSEBURG (OREGÓN, EEUU), 2 Oct. (Reuters/EP) -

El sheriff de Oregon que investiga la matanza de al menos personas en un centro universitario este jueves se ha negado a identificar al autor de la misma, argumentando que quiere negarle la notoriedad que presuntamente quería buscar con sus actos.

Un día después del tiroteo en el Umpqua Community College, en Roseburg, los residentes de esta tranquila localidad tratan de comprender la mayor matanza hasta el momento en lo que va de año en Estados Unidos. El autor de los disparos también hirió a otras siete personas y murió en un tiroteo con la Policía.

Fuentes de seguridad han confirmado las informaciones que identifican al sospechoso como Chris Harper-Mercer, de 26 años, quien vivía junto a su madre en la cercana Winchester.

En un blog vinculado a él, Harper-Mercer afirmaba que disfrutó con los titulares que atrajo Vester Flanagan, el hombre que mató a dos reporteros en directo en Virginia el pasado agosto antes de suicidarse. "Un hombre al que nadie conocía, ahora es conocido por todos (...) parece que a cuantas más personas mates, más estás en el candelero", señaló.

En un paso bastante inusual, el sheriff del condado de Douglas John Hanlin ha prometido que nunca pronunciará el nombre del tirador y ha dicho que dejará que el forense identifique al autor de los disparos. "No quiero glorificar su hombre. No quiero glorificar su causa", ha declarado Hanlin, un defensor declarado de la tenencia de armas, a la CNN.

El tirador irrumpió en una clase del centro educativo, disparó a un profesor a bocajarro, a continuación ordenó a los estudiantes que se pusieran en pie y dijeran su religión antes de dispararlos uno a uno, según el relato de los supervivientes.

La gobernadora de Oregón, Kate Brown, ha declinado las entrevistas televisivas para discutir sobre el control de armas, al igual que el sheriff, y ha dicho que es el momento de ayudar a la comunidad a superar lo vivido.

Un mes después del tiroteo de diciembre de 2012 en la escuela elementa Sandy Hook en Connecticut, Hanlin escribió una carta al vicepresidente Joe Biden en la que defendía el derecho a la tenencia de armas, protegido por la Segunda Enmienda de la Constitución.

"El control de armas NO es la respuesta para evitar asesinatos odiosos como los tiroteos en escuelas", afirmaba Hanlin en la misiva, fechada el 15 de enero de 2013.