Actualizado 05/02/2015 17:12 CET

"Sí, yo maté a esos polis. Ejecutadme", declaró un mexicano acusado de homicidio

  El Mexicano Luis Enrique Monroy Bracamontes
Foto: KCRA

MÉXICO DF, 5 Feb. (Notimérica) -

   El mexicano Luis Enrique Monroy Bracamontes, acusado de haber matado a dos policías, confesó durante su audiencia en la Corte Superior de Sacramento (Estados Unidos), este miércoles, sin que se celebrase su juicio, afirmando: "Sí, yo maté a esos polis. Ejecutadme".

   Sonriendo y saludando a los medios de comunicación que estaban presentes con un animado "¿Cómo estáis tíos?", Bracamontes entró en el juzgado de lo penal y llegó hasta su asiento para lo que iba a ser una audiencia rutinaria, según ha publicado el diario estadounidense 'The Sacramento Bee'.

   Sin embargo, de forma inesperada rompió el procedimiento cuando exclamó a viva voz: "Sí, yo maté a esos polis", refiriéndose a Danny Oliver y Michel Davis, y añadió un "ejecutadme". Continuó su sorprendente discurso pidiendo "una fecha de ejecución" y añadió "ejecutadme cuando quiera que estéis preparados".

   Sus abogados, Norman Dawson y Jeff Barbour, intentaron hacer que su cliente se callara, pero Bracamontes insistió en hacerse oír delante de las personas que permanecían en la sala tras la audiencia, unas 25 ó 30 personas.

   La mujer de Bracamontes, acusada también de los crímenes, se encontraba en la audiencia del miércoles, pero permaneció en silencio. Ambos estaban acusados de cinco cargos de intento de homicidio, dos de robo de automóvil, dos de intento de robo y otros cuatro delitos graves.

Relacionadas

   Aunque las afirmaciones de Bracamontes podrían facilitar a los jueces llegar a una condena, sus abogados defensores han recordado que en procedimientos de asesinato, la situación se complica, así que este caso está solo comenzando. Además, la confesión ha convertido a todos los presentes en testigos, por lo que sería necesario llamarlos para el juicio.

   Uno de sus abogados ha justificado "la reacción en la audiencia" de su defendido como consecuencia "de la ansiedad que está experimentando" ya que está siendo "muy estresante para todas las partes implicadas", alegando que a Bracamontes "las emociones del momento le juegan malas pasadas".

LOS ALEGATOS DE LA DEFENSA.

   Bracamontes aún no ha hecho su declaración en el caso, pero podría producirse en su próxima aparición, el 27 de marzo. Si insiste en su inculpación, sus abogados defensores podrían alegar desequilibrio mental, por lo que tendría que someterse a un examen psicológico.

   Para eso, el juez tendría que determinar que Bracamontes sufre una enfermedad o deficiencia mental que ha hecho que no comprenda los cargos en su contra. También podrían alegar demencia, lo que le impediría tener conciencia sobre lo que está bien o mal, o defender que actuó bajo los efectos de alguna sustancia.

   Los abogados de Bracamontes habían intentado excluir a los medios de comunicación de la audiencia del miércoles, sin embargo el juez negó la petición. Ahora, se espera que en los próximos días presenten una demanda para que el juicio tenga lugar fuera del condado de Sacramento, alegando que la publicidad en el caso "ha sido abrumadora, sin precedentes" y que Bracamontes ya ha sido condenado por la opinión pública.