Estas son las 10 ciudades de Iberoamérica más peligrosas del mundo

Policía mexicana
REUTERS / DANIEL BECERRIL - Archivo
Actualizado 15/03/2019 13:45:06 CET

   MADRID, 15 Mar. (Notimérica) -

   Iberoamérica se ha convertido en la región más violenta del planeta. Solamente México, Brasil y Venezuela poseen 35 de las 50 ciudades con más asesinatos del mundo, de acuerdo con el ranking de las 50 ciudades más violentas del mundo en 2018 realizado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

   En este sentido, cuatro de las cinco urbes más violentas del mundo son mexicanas y una venezolana: Tijuana se encuentra en primer lugar, con una tasa de 138.26 homicidios por cada 100.000 habitantes, seguida de Acapulco (110.50), Caracas (99.98), Ciudad Victoria (86.01) y Ciudad Juárez (85.56).

   Asimismo, en sexto lugar se encuentra Irapuato (México), seguido de Guayana (Venezuela), Natal (Brasil), Fortaleza (Brasil) y Ciudad Bolívar (Venezuela).

   Según esta organización civil especializada en temas de inseguridad y con sede en México, de las urbes que integran el conteo, 15 se ubican en México, 14 en Brasil, seis en Venezuela, cuatro en Estados Unidos, tres en Sudáfrica, dos en Colombia, dos en Honduras y una en Guatemala, El Salvador, Puerto Rico y Jamaica.

   "De este modo, México desplaza a Brasil, que durante varios años presentaba el mayor número de ciudades. Es de destacar que Brasil tiene una población 67% mayor a la de México y presenta un mayor número de urbes, diferencias que acentúan la gravedad de la violencia urbana en México", señala el estudio.

   México registró en 2018 el mayor número de asesinatos del que se tenga registro, con 33.341 homicidios dolosos y 861 feminicidios, de acuerdo con cifras oficiales.

CENTROAMÉRICA

   Del informe se puede destacar que las ciudades de Centroamérica registran una tendencia a la baja en la tasa de asesinatos documentados en años anteriores.

   "San Pedro Sula, Honduras, fue --cabe recordar-- la ciudad más violenta del mundo por cuatro años consecutivos: de 2011 a 2014. Pero en 2018 la tasa de 46,67 homicidios por cada 100.000 habitantes, es un 75% inferior a la máxima tasa alcanzada en 2013 que fue de 187,14", señala el estudio.

   Una situación similar ocurrió en Tegucigalpa, que en 2018 registró un descenso de 58% en la tasa de homicidios respecto a 2012, el año más violento registrado en dicha ciudad.

   Ese fenómeno también se produjo en las capitales de Guatemala y San Salvador, que en 2018 registraron una cifra 54% inferior respecto al año con la tasa de homicidios más alta (2010 y 2015, respectivamente).

   En el caso concreto de Venezuela, los datos no son del todo precisos, ya que los responsables del estudio señalan que "la creciente incapacidad de contar a sus muertos" ha dificultado saber con precisión el número de asesinatos que ocurren en suelo venezolano.

Para leer más