Publicado 27/05/2024 17:40

La Sostenibilidad, el Motor de Competitividad y Desarrollo en Guatemala

El director ejecutivo de CentraRSE Guatemala, Juan Pablo Morataya
El director ejecutivo de CentraRSE Guatemala, Juan Pablo Morataya - CentraRSE

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Vivimos en un mundo en constante transformación, en donde los desafíos ambientales, sociales y económicos se intensifican, y la sostenibilidad emerge como una brújula que nos guía hacia un futuro más próspero y equitativo. No se trata solo de un concepto abstracto, sino de una fuerza transformadora que tiene el potencial de reconfigurar nuestro planeta y nuestras sociedades.

Hemos visto que las empresas que navegan por la ruta de la sostenibilidad experimentan beneficios tangibles, como mayor eficiencia, reducción de costos, atracción de nuevos clientes y fortalecimiento de su reputación. Además, contribuyen a la creación de empleos responsables, impulsando un crecimiento económico sostenible e inclusivo.

Sabemos que la sostenibilidad no es un destino final, sino un viaje continuo que requiere la colaboración y el compromiso de todos los sectores de la sociedad. Es por ello que todos los integrantes de la sociedad debemos unir fuerzas, actuar con responsabilidad y construir un futuro donde la armonía entre el desarrollo económico, el bienestar social y la protección ambiental sea una realidad tangible.

El término de sostenibilidad ha tenido un recorrido interesante en Guatemala, evolucionando desde una perspectiva ambiental inicial hacia una comprensión más integral que abarca los aspectos económicos, sociales y de gobernanza. Si bien la idea de la sostenibilidad no es nueva en la cultura indígena del país, donde existe un profundo respeto por la naturaleza y la comunidad, su adopción como marco formal para el desarrollo es un fenómeno relativamente reciente.

En el siglo XXI, el concepto de sostenibilidad en Guatemala ha evolucionado hacia una visión más integral que abarca los aspectos económicos, sociales y de gobernanza. La adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) por parte de las Naciones Unidas en 2015 ha brindado un marco global para la acción sostenible, y Guatemala ha sido un actor activo en su implementación. Asimismo, los retos que conlleva los estándares de sostenibilidad actuales en términos de transparencia y competitividad internacional han elevado el nivel de compromiso que debe tener el país y las empresas en su adopción de la sostenibilidad.

A pesar de los avances logrados, Guatemala aún enfrenta importantes desafíos para alcanzar la sostenibilidad: pobreza multidimensional, debilidad institucional y retos ambientales como la deforestación, continúan siendo problemas relevantes. Sin embargo, existe un creciente reconocimiento de la importancia de la sostenibilidad para el desarrollo del país, y se están realizando esfuerzos para integrar este concepto en la práctica empresarial.

En el panorama de la sostenibilidad en Guatemala, CentraRSE ha jugado un papel fundamental desde su creación en el año 2003. A lo largo de su trayectoria, CentraRSE ha sido un catalizador de la transformación empresarial hacia prácticas sostenibles, posicionando la responsabilidad social corporativa como un pilar fundamental para el desarrollo del país.

CentraRSE surgió hace más de 20 años, como una iniciativa de empresarios visionarios, conscientes de la necesidad de integrar la responsabilidad social en la gestión empresarial. Desde sus inicios, la organización se ha dedicado a promover la adopción de prácticas sostenibles en las empresas guatemaltecas, abarcando las dimensiones económica, social y ambiental. Ha promovido el diálogo entre el sector privado, público y la sociedad civil, fomentando la colaboración y el compromiso con la sostenibilidad.

Actualmente, CentraRSE está integrada por más de 140 empresas comprometidas con Guatemala. Muchas de estas empresas son líderes en sus sectores y han trazado el camino para que otras empresas se sumen a los beneficios de realizar prácticas sostenibles. Esos ejemplos empresariales son muchos, pero menciono algunos que valen la pena por su valor de innovación:

El sector energético, quienes han implementado políticas integrales de derechos humanos en la cadena de valor, desde la contratación de personal hasta la interacción con las comunidades.

El sector bananero, ha desarrollado e implementado programas de protección y restauración de la biodiversidad en manglares en áreas de influencia de sus operaciones.

El sector azucarero, ha implementado sistemas de gestión integral de riesgos para identificar, evaluar y mitigar potenciales desastres naturales en las operaciones agrícolas e industriales, y minimizar la vulnerabilidad en sus comunidades cercanas.

El sector financiero, ha sido un ejemplo regional conformando el Consejo Consultivo de Finanzas Sostenibles de Guatemala, para la promoción de las finanzas sostenibles y así respaldar la inversión en prácticas sostenibles en nuestro país.

El sector industrial, ha trabajado mucho en la capacitación y asistencia técnica para apoyar el crecimiento, la formalización y fortalecimiento de pequeñas y medianas empresas para su cadena de valor.

Por último, CentraRSE ha apoyado a más de 30 empresas en los últimos 3 años a realizar su reporte de sostenibilidad bajo la metodología y criterios GRI (Global Reporting Initiative), lo que ha evidenciado que el sector empresarial es un motor vital para la prosperidad de nuestro país.

La labor de estas, y muchas más empresas comprometidas con la sostenibilidad, ha sido crucial para transformar el panorama empresarial en Guatemala. Además, han jugado un papel fundamental en posicionar la responsabilidad social como un tema de alta relevancia en la agenda empresarial y nacional, logrando que se fomente la inversión extranjera en nuestro país.

La sostenibilidad no es solo una opción para Guatemala, sino una necesidad imperiosa para su desarrollo económico, social y ambiental. Al integrar la sostenibilidad en la estrategia empresarial, Guatemala puede posicionarse como líder en la región, atraer inversiones, fortalecer su competitividad en el mercado internacional y construir un futuro más próspero e inclusivo para todos sus habitantes.

Es por esto que en CentraRSE junto a sus empresas socias seguirá innovando y creando soluciones empresariales que nos lleven a nuevos niveles de responsabilidad y que logremos el progreso hacia un futuro sostenible para Guatemala, porque estamos convencidos que nuestro propósito es: "Hacer de la sostenibilidad un transformador empresarial, y así transformar nuestro país"

Contador