¿Cómo surgieron las extintas FARC en Colombia?

Publicado 27/05/2019 9:38:48CET
ELIANA APONTE / REUTERS - Archivo

   BOGOTÁ, 27 May. (Notimérica) -

   Las ya extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cumplen este 27 de mayo 55 años de existencia, después de que en 1964 Manuel Marulanda Vélez fundara esta guerrilla, la más antigua de Iberoamérica.

   Las FARC nacieron con una clara ideología marxista-leninista, con operaciones en Colombia y en la zona fronteriza con Venezuela. Han protagonizado desde su fundación uno de los conflictos armados más largos de la historia con el Gobierno colombiano.

   En su página oficial, las FARC se presentaban como un "movimiento revolucionario de carácter político militar", fundado por "48 campesinos que habitaban en la región de Marquetalia, una colonia agrícola fundada por ellos mismos diez años antes". "Sus líderes principales fueron Manuel Marulanda Vélez y Jacobo Arenas, quienes encabezaron nuestra lucha hasta su muerte natural, acaecida muchos años después", añaden.

   El grupo guerrillero se fundó después de que el Frente Nacional realizara una ofensiva en 1964 contra la República de Marquetalia, una de las comunidades autónomas creada por grupos armados comunistas radicales a finales de la época de La Violencia (periodo histórico de Colombia en el siglo XX de enfrentamientos entre el Partido Liberal y el Partido Conservador), una consecuencia directa del Bogotazo en 1948.

   "Por diversas razones históricas, Colombia traía a cuestas un pasado de violencia política estatal y de rebeliones armadas, que a su vez eran expresión del monopolio del poder político por parte de las clases burguesa y latifundista, y ejercicio de una política de despojo de la tierra a favor de los grandes latifundios. Las colonias agrícolas fundadas por el campesinado desterrado de sus zonas de origen pasaron a ser consideradas Repúblicas Independientes a las que había que aniquilar", afirmaban en su página oficial.

   La primera declaración política de la guerrilla se conoció como 'Programa Agrario de los Guerrilleros', en el que se expresan las razones del alzamiento en armas, debido a que "Colombia tenía cerrada las vías de la lucha legal, pacífica y democrática".

   El grupo guerrillero estaba considerado como una agrupación terrorista por diversos Estados --Chile, Perú, Colombia, Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda-- así como por la Unión Europea. Sin embargo, países como Venezuela, Ecuador, Brasil o Argentina no le aplican esta calificación.

CRECIMIENTO LENTO

   Hasta la década de 1980, las FARC fueron creciendo de manera lenta, pues contaban con entre 1.000 y 3.000 hombres. Es en ese momento, concretamente en 1982, cuando las FARC se autodenomina Ejército del Pueblo (FARC-EP) y se plantean varias directrices estratégicas nuevas así como la reafirmación del principio de la "combinación de todas las formas de lucha", la lucha política y la armada. Las FARC se plantea la política del desdoblamiento de frentes, con el objetivo de duplicar el número de integrantes y se fijan fechas para una futura toma efectiva del poder en los años noventa.

   En 1984, durante el gobierno de Belisario Betancur, las FARC firman una tregua de un año, promoviendo la creación de un partido político, la Unión Patriótica, exterminado poco después de su creación.

   No es hasta el año 1990, tras ser bombardeado su principal campamento en el oriente del país, cuando la guerrilla comienza una diáspora que les lleva a todo el país en busca de financiamiento para su Ejército y el reclutamiento de miembros, entre ellos menores de edad.

   En el año 2013, la revista 'Forbes' situó a la guerrilla como el tercer grupo terrorista más rico del mundo, con 600 millones de dólares anuales que en su mayoría proceden del narcotráfico y de la extorsión a empresas colombianas e internacionales, algo que afirmó el procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez, que sostuvo que las FARC "tienen miles de millones de euros y dólares".

   A lo largo de su historia, las FARC han llevado a cabo varias acciones, como el narcotráfico, la guerra de guerrillas o la minería ilegal y técnicas terroristas como la implantación de minas antipersonas, el asesinato de civiles, miembros del Gobierno, policías y militares, el secuestro con fines políticos o extorsivos, atentados con bombas y armas no convencionales, reclutamiento de menores y destrucción de obras públicas --puentes, carreteras, etcétera-- para influir en la vida diaria de los civiles.

   A pesar de que el Gobierno colombiano ha tratado de llegar a un acuerdo de paz con la guerrilla desde su nacimiento, no es hasta el año 2012, con Juan Manuel Santos al frente del Ejecutivo colombiano, cuando se vive un esperado y más cerca que nunca acuerdo de paz entre ambos. El proceso de paz en Colombia atraviesa uno de los momentos más dulces y a la vez más decisivos desde hace cuatro años.

   El 23 de junio de 2016, después de casi cuatro años de diálogos entre el Gobierno colombiano y las FARC desarrollados en La Habana, se declaró el cese temporal pero indefinido de las acciones militares de ambos bandos además de la desmovilización, entrega de armas y reinserción a la vida civil de los militantes del grupo subversivo, siendo el fin de las FARC como organización insurgente y alzada en armas.

   El 24 de agosto de 2016 se firmó el acuerdo definitivo y ambas partes ordenaron el cese al fuego definitivo a partir de las 00.00 (hora local) del 29 de agosto. El texto del acuerdo definitivo fue publicado en Internet.

   El 23 de septiembre, después de terminar la Décima Conferencia Guerrillera (máxima instancia de este grupo subversivo), todos los frentes y bloques de guerra aceptaron acatar los acuerdos firmados en La Habana, además de la entrega de su armamento a la ONU y su posterior desmovilización y reincorporación a la vida civil con excepción de una facción del Frente Primero, que ha manifestado que seguirá en armas. Del 28 al 31 de agosto de 2017 exintegrantes de las FARC fundaron el partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

Para leer más