¿Por qué es tan temido el martes 13?

Martes 13
TWITTER
Publicado 13/11/2018 13:02:49CET

   MADRID, 13 Nov. (Notimérica) -

   Probablemente hayas escuchando en más de una ocasión el refrán popular "martes 13, ni te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes". Sin embargo, ¿te has preguntado alguna vez en qué consiste la trezidavomartiofobia?

    Al parecer el miedo irracional hacia el séptimo número primo, producto del oscurantismo y los mitos que la historia nos ha dejado como legado, es designado con el término 'triscaidecafobia'. Por extensión, si el azar combina el número 13 con el martes los más supersticiosos no pasarán por alto este día.

   Llamados 'trezidavomartiofóbicos' son todos aquellos que temen despertar y que sea martes 13. Asimismo, tratarán de justificar toda "mala noticia" que reciban a lo largo de la jornada con este "día maldito".

   El miedo generalizado, con mayor impacto en Iberoamérica, España y Grecia, es un hecho y así lo señala el fundador del Centro de Control de Estrés y el Instituto de Fobia, Donald Dossey, "se calcula que en este día se pierden 800 o 900 millones de dólares porque la gente no vuela o no hace negocios que normalmente haría".

   ORIGEN DEL ODIO HACIA EL MARTES 13

   Como hemos mencionado anteriormente, es la combinación de ambos lo que resulta en un cóctel de mala suerte.

   Se parte de la base de que el segundo día de la semana es el día del planeta Marte. Y es que, según la astróloga Patricia Kesselman, "Marte es un planeta de maldad natural. Es gastador, malvado, cruel, ama matar y las matanzas, las peleas, los pleitos y las discusiones. Es el planeta rojo, de la sangre, de la infortuna rápida, el que se ensaña pronto con crueldad y el que no se controla cuando se enoja".

   Aunque el origen de esta superstición es incierto, muchos lo fundan en la Caída de Constantinopla que provocó una profunda crisis en la comunidad cristiana. Otros relacionan la destrucción de la Torre de Babel, que se produjo un martes 13. Sin embargo, los más cristianos vinculan esta cifra con el número de comensales en la Última Cena.

   Si te consideras supersticioso probablemente evites mirar a un gato de color negro o pasar por debajo de una escalera, de entre un sinfín de actos cotidianos. Pero por si aún no te sientes demasiado alejado de la mala suerte, Notimérica te presenta cuatro trucos, según una investigación realizada por el psicólogo Richard Wiseman en la Universidad de Hertfordshire, para alejarte de la mala suerte:

1. Maximiza tus oportunidades

   2. Escucha corazonadas

   3. Espera fortuna y sé optimista

   4. Lleva amuletos