Actualizado 11/12/2014 10:32 CET

La tasa de homicidios en América Latina cuatriplica la media mundial

Violencia en Honduras
Foto: JORGE CABRERA / REUTERS

WASHINGTON, 10 Dic. (Notimérica) -  

   Un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la violencia interpersonal en todo el mundo muestra que algunos países de ingresos bajos y medianos de América Latina y el Caribe tienen las tasas de homicidio más altas de los países en desarrollo, así como la proporción más alta de homicidios cometidos con armas de fuego.

   El informe sobre la situación mundial de la prevención de la violencia 2014 fue publicado este miércoles en Ginebra conjuntamente por la OMS, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

   Entre otras conclusiones, en el informe se estima que 165.617 muertes en países en desarrollo de América Latina y el Caribe se debieron a homicidios, tres cuartos de los cuales se cometieron con armas de fuego (datos de 2012).

   Eso se traduce en 28,5 homicidios por 100.000 habitantes, más del cuádruplo de la tasa mundial de homicidio (6,7 por 100.000) y más del doble de la tasa de los países en desarrollo de África, que tienen la segunda tasa regional de homicidio más alta del mundo (10,9 por 100.000).

   "Los países en desarrollo de las Américas, como grupo, comparten la dudosa distinción de tener la tasa más alta de violencia interpersonal letal del mundo", señaló el doctor Marcelo Korc, asesor sobre Desarrollo Sostenible y Seguridad Humana de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

   "Muchos de nuestros países miembros están tomando medidas para abordar este problema de violencia, pero sigue siendo un reto enorme llevar a cabo programas eficaces de prevención y tratamiento para bajar estas tasas y reducir el sufrimiento extraordinario que representan", añadió.

   Entre otras conclusiones acerca de la región de las Américas, el nuevo informe revela que las tasas de homicidio más altas, según las estimaciones de la OMS, se registraron en Honduras (103,9 por 100.000), Venezuela (57,6 por 100.000), Jamaica (45,1) y Belice (44,7).

   Por contra, las tasas de homicidio más bajas se registraron en Canadá (1,8 por 100.000), Antigua y Barbuda (4,4) y Chile (4,6).

   Según las estimaciones, las tasas más altas de homicidio con armas de fuego correspondieron a Venezuela (90%), Guatemala (86%), Honduras (84%), Colombia (80%), Panamá (80%), El Salvador (77%) y Trinidad y Tabago (77%).

VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

   También se usan principalmente armas de fuego en los homicidios de la pareja en las Américas.

   Tanto a nivel mundial como en las Américas, el 30% de las mujeres que han estado en pareja por lo menos una vez dicen que han sufrido violencia física o sexual, o de ambos tipos, en algún momento de su vida.

   Una proporción mayor (76%) de países de las Américas tiene planes nacionales de acción para reducir la violencia que cualquier otra región de la OMS, incluidos un 91% con planes para reducir el maltrato infantil, 86% con planes para disminuir la violencia sexual y de pareja y 71% con planes para reducir la violencia juvenil.

   En todos los países de las Américas hay leyes que reglamentan las armas de fuego. Sin embargo, menos de dos tercios tienen programas especiales como de recompra o de recolección y destrucción de armas.

   Para reducir los niveles de violencia, el informe recomienda 18 programas que constituyen las "mejores inversiones", entre ellos, programas para reducir la disponibilidad y el consumo nocivo de alcohol; leyes y programas para reducir el acceso a armas de fuego; y esfuerzos para cambiar las normas de género que apoyan la violencia contra la mujer.

   También sugiere programas escolares para enseñar a los niños y los adolescentes "aptitudes para la vida", como la resolución de conflictos sin recurrir a la violencia; para mejorar la crianza en las familias en riesgo de violencia; y campañas de información pública para prevenir el maltrato de los ancianos.

21 PAÍSES

   En la elaboración del informe han participado 21 países miembros de la OPS/OMS en las Américas, de un total de 35.

   "Una de las conclusiones que pueden sacarse de este informe es que seguimos necesitando más y mejores datos sobre la violencia interpersonal, y eso se aplica tanto a las Américas como a otras regiones", dijo Korc.

   "Es esencial conocer las dimensiones y las características específicas de la violencia interpersonal para fundamentar mejor la formulación de políticas y de planes y programas eficaces. Para que los planes realmente den resultado, tienen que basarse en buenos datos", añadió.

   La OPS, fundada en 1902, es el organismo internacional dedicado a la salud pública más antiguo del mundo. Trabaja con sus países miembros para mejorar la salud y la calidad de vida de los pueblos de las Américas. Sirve como Oficina Regional de la OMS para las Américas y forma parte del sistema interamericano.

     MÁS NOTICIAS... 

     América Latina y el Caribe, "cerca" de reducir el hambre a la mitad

    América Latina sigue siendo la región con más desigualdad

    ¿Puede la legislación a favor de la mujer prevenir la violencia de género en América Latina?