Tensiones comerciales, bajada de expectativas e hiperinflacción, resumen de las previsiones del FMI para Iberoamérica

FMI previsiones Iberoamérica
WIKIMEDIA COMMONS
Publicado 09/10/2018 13:56:06CET

   WASHINGTON, 9 Oct. (Notimérica) -

   Este martes el Fondo Monetario Internacional (FMI) presentaba su segundo informe anual sobre perspectivas de la economía mundial, siendo Iberoamérica una de las regiones más afectadas por las nuevas estimaciones de la entidad. Si bien es cierto que el FMI prevé un crecimiento positivo tanto para este año como para el próximo, las expectativas con respecto al informe previo --publicado el pasado abril-- se han reducido en ambos casos.

   La crisis económica de Argentina y la inestabilidad política de Brasil se postulan como los principales motores del cambio de estas expectativas. En particular, el Producto Interior Bruto (PIB) del país austral previsiblemente descenderá un 2,6 por ciento este año, mientras que el país carioca tan solo crecerá 1,4 con respecto al 2017.

   Sin embargo, estos estados no son los únicos cuyas expectativas se han visto afectadas. Por su parte, México pondrá punto y final al 2018 con un crecimiento positivo del 2,2 pero no alcanzará los objetivos estimados por la entidad a principios de año, creciendo previsiblemente 1 décima menos de lo esperado.

   Además, la economía del país azteca tendrá que hacer frente a la puesta en marcha del Tratado trilateral de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), acuerdo comercial alcanzado con Estados Unidos y Canadá, durante la presidencia del nuevo dirigente del país, Andrés Manuel López Obrador, que tomará posesión del cargo el próximo 1 de diciembre.

   En este sentido, el FMI prevé que el futuro de este acuerdo "sigue siendo incierto", así como reconoce la posibilidad de que "se intensifiquen las tensiones comerciales" entre estas naciones.

   VENEZUELA, AL BORDE DEL ABISMO

   Uno de los datos más alarmantes que presenta el informe del FMI a escala mundial es, sin duda, el de Venezuela. Está previsto que la inflación sea de 1,37 millones por ciento en 2018 y de 10 millones por ciento en 2019.

   Estas no son las únicas cifras que llaman la atención acerca del país, pues el PIB de la nación iberoamericana sufrirá previsiblemente este año una contracción del 18 por ciento con respecto a 2017.

   UN ÁPICE DE ESPERANZA

   A pesar de que el conjunto de expectativas que el FMI esperaba por parte de las economías iberoamericanas se ha reducido, lo cierto es que también señala una mejora sustancial de otros países como Chile, Perú, Bolivia y Paraguay, cuyos PIB está previsto que crezcan un 4, un 4,1, un 4,3 y un 4,4 por ciento en 2018, respectivamente.

   A pesar de que el estudio no recoge datos exactos sobre cada país de El Caribe, lo cierto es que este territorio también presenta unos datos positivos ya que, en general, el PIB de este área geográfica previsiblemente crecerá un 4,4 por ciento en 2018 y un 3,7 en 2019 con respecto al año 2017.