Publicado 10/06/2015 15:04CET

Tessa Evans, la niña que tendrá nariz gracias a una impresora 3D

Tessa Evans
AMEZ NEWS

   LONDRES 10(Notimérica)

   Tessa Evans es una niña irlandesa de dos años que nació con una extraña enfermedad llamada Arrinia, que es la ausencia total o parcial de nariz y que, gracias al avance de las nuevas tecnologías, se ha sometido a una intervención en la que una impresora 3D le generará una nariz protésica que hará que pueda llevar una vida prácticamente normal.

   Desde que nació, la vida de la pequeña Tessa no ha sido un camino de rosas, ya que ha tenido que someterse a varias intervenciones para ayudarle a respirar. Las alternativas que la medicina ofreció a los padres de la niña nunca fueron satisfactorias, entre ellas numerosas cirugías de reconstrucción facial que dejarían cicatrices incurables en la cara de la pequeña.

   Los padres de Tessa vieron el cielo abierto cuando les ofrecieron este innovador tratamiento, que no entraña ningún riesgo para la niña, desde el Great Ormond Street Hospital, lugar en el que comenzará su tratamiento en breve.

   Según Daily Mail, los médicos han diseñado una prótesis con una impresora 3D que se amoldará al cráneo de Tessa, posteriormente utilizarán una sustancia semejante a la arcilla para diseñar un molde que se ajustará al rostro, debajo de la piel. La prótesis se insertará detrás de la línea del cabello, lo que evitará cicatrices visibles. Esta cirugía le será repetida a Tessa cada dos años, para poder reajustar el molde a la cara, cosa que será necesaria debido a los cambios que experimentará con el crecimiento. Se espera que en la adolescencia se implante la que será la prótesis definitiva.

   Esta prótesis no actuará como si tuviera las capacidades normales que tiene una nariz cualquiera, ya que su función es meramente estética, con los orificios tatuados, pero sí dará la sensación a todo aquel que la vea de que tiene una nariz perfectamente normal.

   Tessa no es la única que sufre esta malformación, ya que hay un total de 47 casos registrados en el mundo, y esta intervención dará esperanza a todas aquellas personas que sufren este mismo problema.