Las tribus más peligrosas de Iberoamérica

Las tribus más peligrosas de Iberoamérica
TWITTER / @ REDVENEZUELA_CA
Publicado 03/02/2019 2:19:33CET

   MADRID, 3 Feb. (Notimérica) -

   La isla de la muerte en el Pacífico donde nadie regresa con vida, el pueblo mursi en Etiopía o los korowai en Papúa son algunos de los lugares y tribus más peligrosos del mundo pero, ¿todavía siguen existiendo en Iberoamérica? La respuesta es sí. La selva amazónica esconde cientos de poblados indígenas que viven complemente aislados del mundo exterior y de los que todavía se sabe muy poco.

   Van semidesnudos, descalzos y portan objetos distintivos como pinturas en la cara o grandes perforaciones en las orejas, la nariz e incluso los labios. Se trata de tribus completamente aisladas que ignoran la existencia de la civilización.

   Resulta sorprendente pensar como, al mismo tiempo que nuestra sociedad moderna y globalizada avanza a pasos agigantados tal y como lo hace la tecnología, existen pequeños grupos de personas que no conocen la existencia de la luz eléctrica, los teléfonos móviles o los vehículos. Es lo que ocurre con un pueblo aborigen en la reserva indígena más grande de Brasil, el Valle de Javari, al que todavía no se le ha concedido un nombre.

   MATANZA EN BRASIL

   Este reducido grupo étnico situado entre la frontera de Perú y Colombia ha sido descubierto cuando unos mineros se jactaban en un bar de haber matado a diez de sus miembros y haber tirado sus cadáveres al río, mostrando como prueba de su "hazaña" una herramienta tallada a mano por la tribu.

   La masacre ya ha sido denunciada por la Fundación Nacional del Indio (Funai). La matanza realizada por los mineros, que alegan que fueron homicidios en defensa propia, pueden ser la causa de que la tribu responda ahora violentamente a cualquier acercamiento de personas ajenas.

   

via GIPHY

LOS HUAORANI

   Sin embargo, es la Huaorani la tribu indígena más hostil de Iberoamérica. Situada en el noroccidente del Amazonas, al oriente de Ecuador, se caracterizan por alimentarse de monos. Para cazarlos, llevan siglos trepando por los árboles por lo que sus pies se han aplanado llegando a parecer las extremidades de un animal.

   Compuesta por cerca de 2.000 miembros, divididos entre los Tagaeri y los Taromenane, viven en aislamiento voluntario y entre ellos las venganzas son frecuentes y las matanzas con lanzas suceden con regularidad. Para su propia supervivencia se valen del enfrentamiento ancestral donde solo puede haber un bando vencedor.

   Pero por si esto fuera poco, tienen una desarrollada habilidad para la extracción del curare, un veneno que utilizan para impregnar los dardos de las cerbatanas, por lo que procura tener mucho cuidado si algún día te encuentras con ellos.

   LOS MASHCO PIRO

   El pueblo Mashco Piro es una de las tribus semi nómadas que se mueven por la provincia peruana de Manu, en la región selvática de Madre de Dios. De él se tiene muy poca información pero fue en el año 2016 cuando Leonardo Pérez, de 20 años, fue asesinado por un flechazo por el grupo, que habría permanecido más de cien años sin ningún contacto con la civilización.

   Son los procesos de deforestación ilegal de los madereros, las perforaciones gasíferas y petroleras y las acciones de los narcotraficantes lo que ha hecho a estas tribus vulnerables y hostiles hacia el mundo exterior.

   Además, durante la última década se dedican a robar instrumentos de cocina, machetes y armas. Por ello, el Gobierno del Perú ha diseñado un plan para tender el acercamiento al resto de comunidades y crear una convivencia pacífica.

   DESCUBRIMIENTO EN AMAZONAS

   Ahora, Funai ha compartido una grabación realizada desde un dron en el que se muestra a una tribu, desconocida hasta el momento, que habita en los bosques de la Amazonia, en la frontera entre Brasil y Perú, cerca del río Juruazinho. El coordinador del proyecto, Bruno Pereira, asegura que el objetivo de los investigadores ha sido prevenir delitos contra los indígenas y garantizar la seguridad en sus territorios.

   El experto ha agregado que los indígenas viven en el territorio desde hace mucho. Sin embargo, ha sido la primera vez que se han obtenido imágenes de la comunidad aunque no se ha mantenido un contacto directo para no provocarles daños.

   "Los contactos directos son extremadamente peligrosos, ya que los indígenas no saben qué es Funai, al igual que no saben incluso quiénes son periodistas o panaderos. La gente desconocida también puede recordarles a un enemigo, de manera que es peligroso acercarse a ellos", recalcan desde la organización.

   

via GIPHY

   LOS SHUAR O JÍBAROS

   Se trata de una tribu ubicada en la selva amazónica entre Ecuador y Perú y es conocida por cortar y reducir las cabezas de sus enemigos. Estos aguerridos no se dejaron doblegar por los guerreros del imperio inca ni por los conquistadores españoles y reducían y decoraban las cabezas de sus enemigos para exhibirlas como un trofeo.

   La reducción de cabezas es una tradición ancestral que consiste en deshacerse de los huesos y las partes blandas de la cara para poder meter la piel en agua hirviendo, lo que, junto con otros procesos, hace que el tamaño de la cabeza se reduzca tres cuartas partes.

   EL ÚLTIMO DE SU TRIBU

   Ha sido Funai quien ha conseguido captar imágenes del indígena que ha vivido solo en un bosque amazónico en el estado de Rondônia durante, al menos, los últimos 22 años desde que en 1995 unos granjeros acabaran con la vida de toda su tribu.

   Conocido como "el último de su tribu", el hombre que goza de buena salud, caza con arco y flecha y aunque ya fue localizado por primera vez en 1996, Funai le ha monitorizado desde entonces bajo la política de evitar el contacto con grupos aislados.

   En total, los especialistas de Funai hablan de la existencia de 113 tribus aisladas en la Amazonia brasileña, de las cuales solo se ha mantenido el contacto con 27, 15 en Perú y otras tantas en Bolivia, Ecuador y Colombia.